Ha sido objeto de historias durante décadas. Un hombre mono bípedo, esquivo ante las cámaras, difícil de ver, que deambula por las regiones montañosas de Norteamérica. Algunos lo llaman Sasquatch. Otros lo conocen como Bigfoot. Las historias de estas míticas criaturas se remontan a siglos atrás. Los cuentos de simios gigantes míticos las podemos encontrar en las tradiciones de la mayoría de las tribus nativas americanas, así como en Europa y Asia. El Himalaya tiene su Abominable Hombre de las Nieves, o el Yeti. En Australia, Bigfoot es conocido como Yowie Man.

Pero lo más sorprendente de todo es que miles de personas afirman haber visto al homínido peludo, pero la evidencia de su existencia es realmente confusa. Hay pocas fotografías claras de la bestia de gran tamaño. Nunca se han encontrado huesos. Innumerables bromistas han admitido haber falsificado huellas. Inocuos así, ha científicos y naturalistas que mantienen que hay suficiente evidencia para asegurar que el legendario primate realmente existe. Sin embargo, ahora podríamos tener la mejor evidencia de su existencia.

El Bigfoot existe

Se ha desatado toda una polémica sobre el Bigfoot después de descubrirse lo que parece ser un “gran cráneo de un primate” en un bosque de Norteamérica. El impactante hallazgo fue realizado por Coyote Peterson, un famoso naturalista, youtuber estadounidense, educador de vida silvestre y presentador del programa de televisión Animal Planet Coyote Peterson: Brave The Wild.

craneo de bigfoot real - Famoso naturalista anuncia el descubrimiento del cráneo de un Bigfoot real

En Facebook, publicó fotos y explicó que encontró el cráneo en una reciente expedición en la Columbia Británica, Canadá. También parecía preocupado de que el gobierno pueda intentar “detener” la publicación del video, pero insistió en que el material audiovisual se subiría a su canal de YouTube, Brave Wilderness, este fin de semana.

“Filtrando las fotos aquí antes de que sean retiradas y antes de que el gobierno/oficial trate de detener nuestra grabación”, escribió Coyote Peterson en su cuenta de Facebook. “He encontrado un gran cráneo de primate en la Columbia Británica, lo he grabado, he cortado las imágenes y las he publicado en @bravewilderness este fin de semana. He mantenido este secreto durante varias semanas. SÍ tengo el cráneo, está actualmente en un lugar seguro a la espera de la revisión del primatólogo”.

Según el famoso naturalista, lo primero que pensó es que se trataba del cráneo de un oso. Fue hallado parcialmente enterrado bajo tierra en un profundo barranco de un bosque después de una fuerte tormenta en el noroeste del Pacífico.

“Absolutamente irreal, pensamos que era un cráneo de oso cuando lo encontramos, puedo garantizar al 100% que no lo es”, continúa explicando Coyote Peterson. “El cráneo fue encontrado parcialmente enterrado bajo tierra en un profundo barranco del bosque después de una fuerte tormenta en el noroeste del Pacífico, donde claramente un montón de árboles y la tierra fue removida. Estoy seguro de que estas fotos serán retiradas, al igual que probablemente el vídeo por el gobierno o los funcionarios del parque estatal. Pero el cráneo está a salvo. No sé si es lo que todos piensan que puede ser, pero no puedo explicar el encontrar un cráneo de primate en el Pacífico Noroeste sin hacerme preguntas”.

craneo de un bigfoot real - Famoso naturalista anuncia el descubrimiento del cráneo de un Bigfoot real

Y sorprendentemente, son muchos los internautas que están convencidos de que el hallazgo prueba la existencia del Bigfoot. Sin embargo, algunas personas se mantienen escépticas. Se basan principalmente en que los cráneos encontrados en la naturaleza limpios como el que ha descubierto Coyote Peterson casi siempre tienen los dientes caídos.

Por lo que mantienen que no se trata de un cráneo real, ya que no muestra los dientes caídos. Aunque ofrecen otra posibilidad, y es que alguien tuviera un gorila como mascota ilegalmente y lo soltó cuando se puso enfermó en lugar de llamar a las autoridades ya que se enfrentaría a un delito por tenencia ilegal de especies animales amenazadas.

Tal vez sea cierto que se trate de un engaño de un animal mal identificado, pero también debemos tener la mente abierta a la posibilidad de que se trate de la evidencia definitiva de que le Bigfoot existe. Aunque pensándolo fríamente, si se trata de los restos del Bigfoot entonces las autoridades deberían de confiscar el cráneo y no permitir la publicación del video, ya que de lo contrario comenzaría una verdadera cacería que daría como resultado la extinción total de la mítica criatura.

Original de mundoesotericoparanormal.com

/psg