Las acciones cerraron casi sin cambios el lunes en Wall Street, mientras los inversores se preparan para una semana llena de actualizaciones sobre la inflación.

El S&P 500 cedió las primeras ganancias y cerró el lunes con un descenso del 0,1%, mientras que el Dow Jones Industrial Average subió y el Nasdaq cayó ligeramente. Los valores de las pequeñas empresas superaron al mercado en general, en una señal de la confianza de los inversores en la economía.

Los minoristas y los valores de comunicaciones fueron los que más ganaron. Las empresas de energías limpias, como First Solar, subieron tras la aprobación en el Senado del gran paquete económico de los demócratas para el año electoral. El gobierno publicará sus informes de julio sobre los precios al consumidor y los precios al por mayor a finales de esta semana.

El índice de referencia S&P 500 viene de tres subidas semanales consecutivas. Los inversores siguen centrados en la inflación y su impacto en las empresas y los consumidores, junto con los esfuerzos de la Reserva Federal para luchar contra la subida de los precios. El banco central ha subido los tipos de interés de forma agresiva para frenar el crecimiento económico y frenar una inflación récord. Se espera que la Fed suba los tipos de interés a corto plazo en otros 0,75 puntos porcentuales en su próxima reunión.

A Wall Street le preocupa que la Fed pueda frenar demasiado la economía y provocar una recesión. Las actualizaciones de esta semana sobre la inflación podrían aportar más claridad sobre si la Fed seguirá siendo agresiva.

El Banco de la Reserva Federal de Nueva York publicó el lunes una encuesta sobre las expectativas de los consumidores de julio, que muestra que hubo “descensos sustanciales” en las expectativas de inflación para todo, desde los alimentos y la gasolina hasta los precios de la vivienda.

El Departamento de Trabajo publicará su informe de julio sobre los precios al consumo el miércoles, seguido de su informe sobre los precios al por mayor el jueves.

Las actualizaciones de la inflación de esta semana siguen a los informes de la semana pasada que muestran que el mercado de trabajo sigue siendo fuerte. Aunque esto es bueno para la economía, ha complicado el trabajo de la Reserva Federal, que podría verse obligada a continuar con las agresivas subidas de los tipos de interés destinadas a enfriar la economía y la creciente inflación.

Los inversores siguen analizando la última ronda de beneficios empresariales, que también podría ofrecer más detalles sobre la dureza con la que la inflación está afectando a los consumidores y a las empresas. Nvidia cayó un 8,4%, lo que supuso la mayor caída del S&P 500, después de que advirtiera a los inversores de que sus ingresos del segundo trimestre no alcanzarían las previsiones debido a la debilidad de los ingresos por juegos.

El fabricante de medicamentos genéricos Viatris subió un 4% tras superar las previsiones de ganancias e ingresos del segundo trimestre de Wall Street.

(Con información de AP)

/psg