La Policía de Investigaciones (PDI) remitió a la comisión investigadora de crimen organizado de la Cámara antecedentes respecto a la existencia de diez tripulantes de origen iraní en los vuelos de la aerolínea venezolana Conviasa, que ingresaron al país desde el 16 de marzo de este año.

De acuerdo a dicha información, se trata de los vuelos de Conviasa N°3790 y 3791, que entraron a Chile en más de una oportunidad con tripulantes iraníes. Tales ingresaron se produjeron los días 16 y 30 de marzo; el 6, 7, 20 y 21 de abril; el 4, 5, 18 y 19 de mayo y el 1 y 2 de junio pasados.

Cabe recordar que el tema está siendo abordado por la comisión investigadora que busca esclarecer los viajes al país de un avión venezolano-iraní, que habría aterrizado en Chile al menos 13 veces este año.

Se trata de un Airbus A340, de la empresa venezolana Conviasa, pero que antes fue propiedad de la aerolínea iraní Mahan Air, sancionada por la UE y Estados Unidos. La aeronave fue cedida como parte de un acuerdo entre Teherán y el gobierno de Nicolás Maduro, y que incluyó también el traspaso de un avión de Emtrasur.

El diputado Diego Schalper (RN) comentó que “hemos tomado conocimiento de que efectivamente dentro de la aerolínea Conviasa que presenta una situación tan compleja y confusa, ya al menos hay claridad de que los tripulantes eran personas de nacionalidad iraní, seguiremos investigando hasta las últimas consecuencias”.

“Y esta comisión investigadora que ha sido tocado el tema de Héctor Llaitul y del avión, va a seguir investigando todas aquellas aristas de interés para la ciudadanía, porque estamos convencidos que nadie le puede tener miedo a que se sepa la verdad y que tenemos que superar cualquier interés de esconder bajo la alfombra alguna situación como ésta”, sostuvo Schalper.

/psg