El candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Sichel (ind), aseguró que de llegar a La Moneda, está “abierto” a declarar estado de sitio en la Región de La Araucanía y llamó a la centroizquierda a “recuperar las convicciones democráticas”, a su juicio, “debilitadas” al analizar los hechos de violencia que ocurren en la Macrozona Sur.

“Creo que además vamos a tener que crear policías especializadas, y no solo eso, ahí tenemos un problema de fondo, hay que hacer dos cosas que son mínimos democráticos: yo no puedo creer que tengamos una centroizquierda o una izquierda que crea que no es un mínimo democrático que el estado garantice seguridad, orden e imponga el estado de derecho con todas las herramientas que tiene la Constitución, incluyendo el estado de sitio”, sostuvo en conversación con Radio Pauta.

Consultado sobre cómo se debe trabajar en la zona, el candidato indicó que hay “varios sectores tomados por el narcotráfico” a lo largo del país y que han sido “abandonados por el Estado”. En ese sentido, en el territorio en específico, indicó que “seguir haciendo lo mismo no funciona. Me abro completamente a la necesidad de declarar estado de sitio en el territorio”.

Según Sichel, “esa especie como de mirada frágil respecto a la violencia, con los indultos o la señal de impunidad que se está dando en general, validando la violencia, diciendo ‘gracias a esto conseguimos esto otro’, o ‘tenemos que liberar a aquellos que han sido detenidos por violentar a pymes o violentar en el sur’ y además calificando como si los políticos fuéramos los que calificamos lo jurídicos, a presos políticos a cualquiera. Y cuando tenemos esa debilidad en la convicción democrática, tiembla la democracia”.

El candidato independiente electo en las primarias de Chile Vamos comparó la situación en reiteradas ocasiones con el Gobierno del ex Presidente Patricio Aylwin (DC), señalando por ejemplo, que tal como “lo hicimos en los ’90 parte de una “democracia madura” es “condenar la violencia, es no dar señales de impunidad como los indultos, es entender que lo que tenemos que hacer para proteger una democracia es cuidar las instituciones”.

“No lo digo como algo casual- agregó- si algo ha habido en los últimos tres meses es ese manto de impunidad que ha dado las señales equivocas en un estado democrático. En los ’90 con don Patricio Aylwin, en una de las situaciones más críticas de nuestra democracia, un gobierno de centroizquierda no le tembló la mano de perseguir al Frente si era necesario para seguir la democracia, y me cuesta entender a este mundo de izquierda hoy día cuando se dice hay que indultar o se trata de clasificar a los presos políticos a personas que están cometiendo terrorismo político en La Araucanía”.

En ese sentido planteó que son necesarias dos cosas en el territorio: “primero ojalá y súper fuerte, volver a recuperar las convicciones democráticas en todo el espectro político que creo que están débiles”.

“Y lo segundo, yo en el ejercicio del poder si tengo que ser presidente, usar los instrumentos que tiene nuestra institucionalidad, el estado de sitio si es necesario en La Araucanía”, añadió.

Para el aspirante presidencial “es vital usarlo e ir generando fuerzas especializadas en narcotráfico distinta a Carabineros y la PDI que está en nuestro programa de gobierno, porque creo que la capacidad operativa de nuestras instituciones no es suficiente para atacar delitos de esta magnitud en territorios especiales”.

/psg