El constituyente Rodrigo Rojas Vade anunció su renuncia a la Convención Constitucional, luego que revelara que no tenía cáncer.

El anuncio fue realizado a través de su cuenta de Instagram, en la que subió un video entregando los detalles de su dimisión al órgano constituyente.

En su declaración, manifestó que “no volveré a asistir, conectarme de forma retoma o participar de ninguna otra votación, independiente de mi estado de salud. Su rol es demasiado importante como para ser una dificultad en su funcionamiento o resultado”.

Del mismo modo, indicó que “quiero pedir disculpas a todas las personas que se han sentido traicionadas. He cometido errores muy graves, pero ningún delito. Mi enfermedad es real y el dinero que recibí en una actividad solidaria fue destinado a solventar deudas adquiridas por mis problemas médicos”.

“De igual forma, no aceptaré dinero por los días en que no trabajé sin justificación y tan pronto exista el mecanismo para presentar mi renuncia formal, haré uso del mismo”, sostuvo.

“No trabajaré en la Convención y presentaré mi renuncia, porque la nueva Constitución debe reflejar un país digno, donde quienes cometen errores, los reconocen y asumen las consecuencias”, finalizó el representante.

Por reglamento, Rojas Vade no puede renunciar al organismo, por lo que deberá esperar a que la Convención defina el mecanismo por el que podrá hacer efectiva su dimisión.

Luego que se diera a conocer su situación médica, la mesa del órgano constituyente, liderada por Elisa Loncon, presentó una denuncia ante el Ministerio Público, debido a que en la declaración de patrimonio de Rojas, aparecía una deuda por un “tratamiento oncológico”.

/psg