Tras dos sesiones a la baja, el dólar logró estabilizarse y revertir la tendencia que venía mostrando, volviendo a superar la barrera de los $855, en línea con la apreciación de la moneda norteamericana a nivel mundial.

El billete verde terminó su tercera sesión de la semana registrando un alza de $1,70, ubicándose en puntas de $856,90 vendedor y $856,60 comprador.

Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, resaltó que “los buenos datos de empleo privado conocidos esta sesión en Estados Unidos, sumado a las actas de la Fed que se conocieron ayer y apuntan a mantener las tasas elevadas durante mayor tiempo, han generado el impulso del dólar, a pesar de un gran repunte del cobre que dio fuerza contraria para el tipo de cambio”.

“Mañana se conocerán las cifras oficiales de empleo en Estados Unidos, además de datos inflacionarios en Chile. Si no hay mayores sorpresas, podríamos continuar viendo algún impulso del dólar en los próximos días”, acotó Bustamante.

Mientras que Sebastián Espinosa, analista senior de mercados de XTB Latam, comentó que “vemos a un dólar que a nivel internacional sube con fuerza, de hecho, el dollar index dejó atrás los 103,500 y pasa hoy a superar los 105,000 de momento”.

“Ayer, las minutas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal dieron cuenta de una visión diferente a la del mercado. El ente encargado de la política monetaria estadounidense aún ve riesgos inflacionarios, a pesar de cinco entregas a la baja y, de hecho, temen que cualquier relajo pueda llevar al mercado a un nuevo repunte y a alejarse del objetivo del 2%. Tras esto, el mercado cambia de opinión y ahora las probabilidades muestran tres subidas de tasas de 25 puntos base en las tres siguientes reuniones, llevando la tasa por encima del 5%”, apuntó Espinosa.

/psg