“Deberíamos tener una condena más dura como sociedad respecto a esos fenómenos porque o si no se van a seguir repitiendo” comentó esta mañana el fiscal José Morales, jefe de la Fiscalía local Santiago Norte en entrevista con Radio Universo.

Su frase va en directa relación con el caso de Tamara, la niña asesinada en una encerrona en febrero de 2021 y cuya investigación lleva adelante, pero también con la quema de dos buses ayer en plena Alameda.

“Validan la violencia como método de acción, algunos para apropiarse de especies, otros la validan como método para efectos políticos, pero se encuentran con lo mismo, en nuestra sociedad hemos validado la violencia y hemos aplicado una visión romántica de la violencia y eso es lo que nos tiene con índices tan graves como los de ahora”, mencionó en fiscal.

En ese sentido el fiscal mencionó que para darse cuenta quienes validan la violencia basta con “revisar a veces las opiniones de ciertos actores de la sociedad, tanto grupos de diversos naturaleza, políticos, de otra naturaleza”. Al ser consultado si esto también se daba en su entorno laboral, Morales dijo que “no está en el sistema de justicia, para decirlo en términos contemporáneos”.

Su visión respecto a la situación de violencia que vive nuestro país es lapidaria: “Estamos en un punto que pareciera de difícil retorno, de retorno inmediato es muy complejo”.

Caso Tamara

El juicio oral de la niña de cinco años comenzó este lunes, y se espera que luego de las audiencias se pueda condenar a los acusados -Alan Gallardo y P.V, el menor de edad- que, si bien eran tres, uno fue abatido por Carabineros un mes después del homicidio, durante la ejecución de otra encerrona.

Según comentó, Gallardo arriesga presidio perpetuo efectivo, es decir 40 años mínimo para poder postular a un beneficio carcelario, mientras que el menor, de iniciales P.V. podría ser castigado con 10 años de internación provisoria.

/psg