Como decía el escritor mexicano Jorge Volpi en una entrevista de Andrés Gómez en LT Domingo, la reacción a la violencia en su país ha sido “invisibilizarla”, “hacer como que no existiese”.

Y como escribe Paula Walker ese riesgo también existe en Chile. “Vivimos en medio de la violencia y no nos escandaliza”.

Aunque en su caso no habla sólo de la violencia que vemos por estos días en las calles de Santiago o en la macrozona sur. “No se trata de una violencia episódica sino de una forma de hacer país”, asegura y, por eso, al actual gobierno le tocará lidiar con un brote más intenso y omnipresente porque otros gobiernos no hicieron bien su trabajo en políticas públicas”. Y lo que viene no es fácil: “deberemos iniciar una transformación profunda contra la violencia”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap