Muchas creencias sostienen que la posesión demoníaca es el control de un individuo por parte de un ser sobrenatural malvado. Las descripciones de las posesiones demoníacas en ocasiones incluyen recuerdos o personalidades borrados, convulsiones, “ataques” y desmayos como si uno se estuviera muriendo. Otras descripciones incluyen el acceso a conocimientos ocultos (gnosis) e idiomas extranjeros (glosolalia), cambios drásticos en la entonación vocal y la estructura facial, la aparición repentina de heridas (arañazos, marcas de mordeduras) o lesiones, y fuerza sobrehumana.

A diferencia de la canalización u otras formas de posesión, el sujeto no tiene control sobre la entidad poseedora, por lo que persistirá hasta que sea obligado a abandonar a la víctima, generalmente a través de una forma de exorcismo. Muchas culturas y religiones contienen algún concepto de posesión demoníaca, pero los detalles varían considerablemente. Pero la pregunta que muchos se hacen es: ¿la posesión demoniaca es real? Pues según una nueva encuesta realizada entre exorcistas católicos, no solo es real sino que está habiendo un peligroso aumento.

Aumento de posesiones demoníacas

Los sacerdotes católicos están en problemas, principalmente porque no pueden hacer frente a la gran cantidad de personas que requieren exorcismos. En el 16º curso anual de exorcismo de la institución Pontificio Ateneo Regina Apostolorum (Regina Apostolorum) en Roma, que tiene como objetivo educar a los sacerdotes sobre lo que se debe y no se debe hacer en el exorcismo, numerosos funcionarios religiosos informaron sobre un peligroso aumento en la posesión demoníaca.

posesiones demoniacas vaticano - Exorcistas denuncian un peligroso aumento de posesiones demoníacas y el Vaticano no les ayuda

Según informa The Times, el padre Giuseppe Bernardi dijo a los investigadores que había realizado un exorcismo de nueve horas a una mujer que agredió a los monjes y gritó insultos en latín. Mientras que su padre creía que tenía un “problema psiquiátrico”, la madre de la niña argumentó que se trataba de una “influencia demoníaca”.

El padre Bernardi y sus colegas han pedido un mejor acceso a los psicólogos que podrían ayudar a separar a los enfermos mentales de los poseídos por demonios. En el caso de la niña no identificada, el padre Bernardi buscó la ayuda de un psicólogo pero no encontró apoyo de la comunidad de la iglesia mientras exploraba esta vía.

Según los asistentes a la conferencia, hay varias maneras de identificar un caso de posesión genuina. Si alguien habla en latín, arameo o hebreo, está poseído. Los vómitos también son un signo claro, según los expertos.

“Algunos dijeron que estaban viendo de 30 a 50 casos por día”, dijo el investigador Giuseppe Frau, ilustrando la cantidad de personas poseídas que hay.

Otro exorcista, Luis Santamaría del Río, dijo que muchas de las personas potencialmente poseídas en España han pasado tiempo con grupos de la Nueva Era, espirituales o de meditación. El padre Pedro Barrajon, quien también trabaja como profesor de teología, explicó que el curso es necesario para ofrecer a los exorcistas la información correcta para combatir las hordas del infierno.

“Costa Rica no tenía un solo exorcista y el año pasado nombraron al primero”, dijo el padre Barrajon. “Manila en Filipinas ahora tiene una oficina y un equipo dedicados. Solía ​​ser como el Lejano Oeste, pero la calidad está mejorando y estamos viendo una mayor cooperación con los psicólogos. El exorcismo siempre despierta interés debido a las películas al respecto, pero la verdad es que estos sacerdotes necesitan ser entrenados.”

El agotamiento no discrimina entre los exorcistas, que dicen sentirse sobrecargados de trabajo y poco apoyados por la Iglesia Católica. Los exorcistas denunciaron que tienen poco apoyo de los obispos al intentar liberar a los católicos de la posesión demoníaca profesa.

aumento de posesiones demoniacas - Exorcistas denuncian un peligroso aumento de posesiones demoníacas y el Vaticano no les ayuda

Además, los exorcistas estaban frustrados por tener que realizar exorcismos en personas que dieron positivo por COVID-19. En abril de 2020, el arzobispo italiano Carlo Maria Vigano pidió a sus compañeros del clero que realizaran un “exorcismo masivo” para sofocar el “frenesí” de Satanás durante la pandemia de COVID-19. Vigano se opuso a cerrar los servicios de la iglesia para frenar la propagación del virus.

Por su parte, el Papa Francisco ha defendido públicamente la práctica del exorcismo y reconoció formalmente a la Asociación Internacional de Exorcistas en 2014. Más recientemente, dijo durante un devocional en 2021 que todo el ministerio de Cristo es una lucha contra el mal en sus múltiples manifestaciones: curación de enfermedades, exorcismos de los endemoniados y perdón de los pecados.

En 2018, el sacerdote siciliano Benigno Palilla afirmó que la demanda de sacerdotes entrenados en exorcismo se había triplicado en los últimos años, con solicitudes de exorcismos en Italia que supuestamente alcanzaban los 500.000 por año. Palilla expresó su preocupación por sacerdotes sin experiencia o exorcistas “autodidactas” que cometen errores en la práctica. La demanda explosiva de exorcismos incluso ha creado un autentico mercado negro en Internet. El Vaticano no se ha pronunciado sobre la denuncia pública de los exorcistas.

/psg