Paula Walker insiste en que hoy sí “podemos imaginar un Chile gobernado por una mezcla de juventud y liderazgo femenino”.

Las lógicas del pasado ya no rigen.

“Será”, apunta, “una elección bastante diferente a las que hemos visto desde la recuperación de la democracia”, y “no solo por el tipo de candidatos y candidata”, sino porque “el contexto cambió radicalmente”.

Para la exdirectora de la Secom, el próximo presidente o presidenta deberá liderar “un Chile que cambia velozmente”. Y ahí, advierte, la nostalgia no es buena consejera ni tampoco reeditar fórmulas que ya se hicieron en el pasado. “Toca cambiar y aferrarse a la esperanza de que sabremos navegar con tripulación diversa”, dice.

/boletín semanal de Opinión de La Tercera

/gap