¿Cuán preocupados deberíamos estar por la variante Mu?

No mucho, al menos por ahora. Cada mutación tiene la posibilidad teórica de hacer que el virus “encaje” en su capacidad de infectarse, copiarse y propagarse. Lo que hace que una mutación o grupo de mutaciones sea “de interés” o “preocupación” para los científicos es cuando surge en una población lo suficientemente grande y se ve varias veces. La variante Mu es la dominante en Colombia, donde desplazó a la variante Gamma. Aunque evaluar las variantes del virus en Colombia es difícil dado el bajo número de secuencias genómicas analizadas, más recientemente ha habido un aumento en la variante delta allí. Al observar otros países con más esfuerzos de secuenciación, como Austria, Chile, México y España, está claro que la variante Mu no es tan “apta” como Delta, y esta última excluye todas las demás variantes.

¿Qué hace que una cepa de virus sea más resistente a la inmunidad impulsada por la vacuna?

Virus contra el huésped es una batalla constante. El virus infecta a un individuo, que luego provoca una reacción inmunitaria contra él: inicialmente anticuerpos, seguidos de inmunidad celular, es decir, “células T” y luego “memoria inmunitaria”. Las mutaciones aleatorias en el virus le dan potencialmente la capacidad de volverse menos sensible a los anticuerpos iniciales, lo que lo hace más capaz de infectar a personas que habían sido previamente infectadas.

Foto: AFP

Una situación similar es posible en personas que se vacunan. Pero el sistema inmunológico también evoluciona y produce una serie de anticuerpos que le permiten reconocer nuevos mutantes o variantes. Las mutaciones que hacen que el virus pueda evadir los anticuerpos inducidos por la vacuna tienden a ocurrir en las regiones de la proteína “pico” a la que los anticuerpos se unen y detienen una infección.

¿Qué tiene Delta que lo hizo tan dominante incluso en competencia con variantes que tienen más mutaciones?

Esto nos lleva a un punto importante. Si bien no se sabe exactamente por qué la variante Delta es mucho más infecciosa que otras variantes, se ha asumido que puede tener algo que ver con una mutación clave en la posición de pico 681, que también se ha visto en Mu, Kappa y variantes Alfa. Por lo tanto, claramente no se trata solo de esta mutación, dado que Delta ha tomado el control hasta ahora dondequiera que se haya introducido. Y su capacidad para infectar más rápidamente y multiplicarse más rápido que otras variantes también afecta su capacidad para infectar a las personas vacunadas. Si no hay suficientes anticuerpos en los sitios de infección, es decir, la nariz o la garganta, entonces el virus tendrá un camino más despejado, y con Delta verá un rápido aumento de las partículas virales. Entonces, una infección ocurre no solo porque el virus se ha vuelto mejor para evadir los anticuerpos inducidos por la vacuna.

¿Estamos haciendo un seguimiento suficiente para asegurarnos de identificar más variantes nuevas?

No. Necesitamos mucha más secuenciación genómica de la que tenemos en este momento. Hay un alto nivel de secuenciación en algunos países como el Reino Unido y Dinamarca, pero otros aún son demasiado bajos en términos per cápita.

/gap