El ministro de Salud, Enrique Paris, anunció que se implementará un test PCR especial en el Aeropuerto de Santiago para detectar la nueva variante de COVID-19, ómicron, que fue descubierta en el sur de África y que fue catalogada de “muy alto riesgo” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La autoridad de salud dijo que este examen específico sería el primer paso para luego secuenciar el virus de la persona contagiada y confirmar si se trata de la variante que tiene en alerta al resto del mundo.

“Hemos dado el instructivo al ISP para que actúe rápidamente y, para secuenciar, vamos a comprar una PCR específica para el aeropuerto, que es capaz de detectar la proteína S, que es la que está actuando como punta de lanza con este virus, y vamos a reactivar nuestros contactos con todos los laboratorios universitarios para avanzar en la secuenciación”, dijo el ministro Paris.

“Es una PCR que permite acercar o detectar, con alto índice de sospecha, que sea la variante ómicron, por lo tanto, cuando se detecte ese tipo de variante en algún pasajero la cuarentena va a ser más estrictita, va a haber que ubicar a todos sus contactos, y se tratará de secuenciar el virus. Esa PCR es el inicio de una investigación más a fondo, en caso de que salga positiva”, detalló.

El titular de Salud llamó a la población a estar “alerta” y seguir con los cuidados básicos y también con el proceso de vacunación.

Si bien reconoció que aún se desconoce cómo actúa esta variante con las vacunas que han sido aprobadas en nuestro país y en el mundo, y que solo se podrá saber dentro de dos o tres semanas, pidió continuar con el proceso de inoculación.

“La información que tengo hoy, y que me llegó desde Israel, es que la mayoría de los pacientes que se han enfermado, y esto es un llamado de alerta para aquellos que no se han vacunado, son precisamente quienes no se han vacunados y que estaban viajando desde Sudáfrica a Europa o Israel”, aseguró Paris.

/psg