Las solicitudes de suspensión de contratos de trabajo aumentaron 2,1% en la primera quincena de enero, en relación con los trámites ejecutados en diciembre.

Según las cifras del Ministerio de Trabajo, se registraron 10.987 solicitudes, mientras que en diciembre fueron 10.757.

El aumento estaría directamente relacionado con las medidas restrictivas de la pandemia de covid-19, específicamente con los confinamientos que evitan la propagación del virus. Hasta el 24 de enero existen 64 comunas en Fase 1 de cuarentena.

Este factor fue motivo de debate en la conversación por la extensión de la Ley de Protección del Empleo, despachada recientemente.

En los últimos 31 días se han registrado 155 mil suspensiones con pago y 93 mil contratos en pausa.

En esa misma línea, 767.601 trabajadores han sido suspendidos, según informó El Mercurio. 70,1% pertenecían a mipyme, y el 29,9% restante a grandes empresas.

117.885 empresas han registrado solicitudes de suspensión aprobadas. La gran mayoría corresponden a mipyme (98,6%) y tan solo el 1,4% a grandes empresas.

Finalmente, el ministerio de Trabajo registró 53.742 empleados que se acogieron a la reducción de jornada, otra de las medidas consignadas en la Ley de Protección al Empleo. En el desglose, 77,2% pertenecen a mypyme y 22,8 a grandes empresas.

Esta modalidad permite que empleadores y trabajadores puedan acordar, de manera individual o colectiva, la reducción de hasta el 50% de su jornada laboral, adaptando la remuneración a las horas trabajadas.

Esta modalidad permite que los empleadores puedan acordar con sus trabajadores, de manera individual o colectiva, la reducción de hasta el 50% de la duración de su jornada de trabajo.

/psg