No hay duda de que el universo es extraño. Solo mira hacia afuera y verás todo tipo de flora y fauna extrañas y que se reproducen a sí mismas, arrastrándose sobre una bola azul de roca semifundida cubierta por una capa delgada y dura, con una tenue película de gases. Sin embargo, nuestro propio planeta representa una pequeña fracción de los fenómenos peculiares que se pueden encontrarse en todo el cosmos, y todos los días los astrónomos descubren nuevos misterios.

Por ejemplo, desde 2007, los investigadores han estado recibiendo señales de radio ultrapotentes y ultrabrillantes que duran solo unos pocos milisegundos. Estos enigmáticos destellos se han llamado ráfagas rápidas de radio (FRB, por sus siglas en inglés) y parecen provenir de miles de millones de años luz de distancia. Recientemente, los científicos recibieron una FRB repetida, que parpadeó seis veces seguidas, la segunda señal de este tipo jamás vista. Hasta el momento solo tenemos especulaciones sobre su verdadero origen, pero algunos científicos creen que son señales procedentes de una civilización tecnológicamente avanzada. Y de nuevo tenemos un nuevo misterio especial, un extraño objeto apodado ‘El accidente’ ha estado atravesando la Vía Láctea durante 10 mil millones de años.

Misterioso objeto en la Vía Láctea

No es una estrella ni un planeta, pero se eleva a través de la Vía Láctea, mucho más cerca de lo que pensábamos. Los astrónomos han podido ver con todo detalle un misterioso objeto de la Vía Láctea conocido como «El Accidente (The Accident)» y han descubierto que es aún más desconcertante de lo que indicaban estudios anteriores.

El Accidente no es una estrella (debido a que su tenue resplandor no muestra fusión nuclear alimentando el objeto), y tampoco es un planeta. Según un estudio publicado el pasado 30 de junio en la revista científica The Astrophysical Journal Letters, El Accidente es una mezcla entre una rara clase de objeto conocida como enana marrón o estrella fallida. Las enanas marrones pueden ser hasta 80 veces más grandes que Júpiter, pero por lo general contienen solo una pequeña fracción de la masa del sol de la Tierra , según la enciclopedia Brittanica.

misterioso objeto atravesando via lactea - Astrónomos detectan un misterioso objeto atravesando la Vía Láctea

Los astrónomos sospechan que estos objetos comienzan su vida como estrellas pero no acumulan suficiente masa para sostener la fusión nuclear en sus núcleos; en cambio, las enanas marrones se enfrían lentamente y se oscurecen durante millones o miles de millones de años hasta que no son más que brasas rojas o púrpuras. Si bien las enanas marrones son demasiado tenues para verlas a simple vista, los científicos han detectado alrededor de 2.000 objetos de este tipo en la Vía Láctea utilizando telescopios infrarrojos, como el Explorador de estudios infrarrojos de campo amplio de objetos cercanos a la Tierra (NEOWISE, por sus siglas en inglés) de la NASA. El Accidente apareció en uno de esos estudios de NEOWISE, cuando un astrónomo amateur detectó el objeto volando en picado a través de la pantalla (este descubrimiento accidental le dio al objeto su apodo).

El Accidente desconcertó a los científicos después de su sorprendente descubrimiento; no parecía una típica enana marrón. El objeto parecía tenue en algunas longitudes de onda infrarrojas, lo que sugiere que podría ser una enana marrón muy fría y vieja, pero parecía brillante en otras longitudes de onda, lo que indica que era una enana marrón joven y cálida.

“Este objeto desafió todas nuestras expectativas”, dijo en un comunicado el autor del estudio, Davy Kirkpatrick, astrofísico del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

Esta contradicción desconcertó a los astrónomos, lo que provocó toda una “cacería” para examinar el objeto ilógico con los telescopios espaciales Hubble y Spitzer de la NASA, así como el telescopio infrarrojo en el Observatorio W. M. Keck en Hawái. Con estos datos adicionales, los investigadores descubrieron que El Accidente es incluso más extraño de lo que creían anteriormente.

Sin explicación

Por un lado, se mueve rápido. Situado a unos 50 años luz de la Tierra, El Accidente se acerca a través de nuestra galaxia a unos 800.000 km/h, que es mucho más rápido que una típica enana marrón. Según los astrónomos, este hecho probablemente significa que El Accidente es muy antiguo y ha sido empujado por la gravedad de objetos más grandes durante miles de millones de años, acelerando su movimiento.

Los elementos de la atmósfera del objeto también son desconcertantes. Según las longitudes de onda de la luz infrarroja emitida por El Accidente, los astrónomos descubrieron que el objeto tiene poco metano, un gas común en las enanas marrones con temperaturas similares a EL Accidente, escribió el equipo. Debido a que el metano está compuesto de hidrógeno y carbono, la escasez de metano sugiere que el objeto se formó inicialmente hace entre 10 y 13 mil millones de años, cuando la Vía Láctea estaba llena casi en su totalidad de hidrógeno y helio, pero poco carbono.

astronomos misterioso objeto - Astrónomos detectan un misterioso objeto atravesando la Vía Láctea

Para los científicos todos estos datos sugieren que El Accidente podría ser una enana marrón excepcionalmente vieja e increíblemente fría que se formó cuando la galaxia era pobre en metano, lo que hace que el objeto tenga más del doble de la edad media de todas las demás enanas marrones conocidas.

“No es una sorpresa encontrar una enana marrón tan vieja, pero es una sorpresa encontrar una en nuestro patio trasero”, dijo el coautor del estudio, Federico Marocco, astrofísico de Caltech. “Esperábamos que existieran enanas marrones de esta edad, pero también esperábamos que fueran increíblemente raras. La posibilidad de encontrar una tan cerca del sistema solar podría ser una coincidencia afortunada, o nos dice que son más comunes de lo que pensamos.”

Sin embargo, los investigadores carecen de más información para saber realmente qué es el misterioso objeto en la Vía Láctea. Además hay que decir que últimamente están apareciendo extraños objetos que desafían toda lógica y racionalidad. A finales del pasado año un extraño cuerpo espacial apodado 2020 SO llegó a 51.000 kilómetros de la Tierra. Los astrónomos recopilaron imágenes y datos, pero se han encontrado con algo nunca visto antes por lo que no han podido identificarlo. Ninguna agencia espacial ha sido capaz de identificarlo, lo único que se sabía es que era de origen artificial. Y a partir de 2018, una de las luces de rayos X más brillantes del cielo se oscureció y los científicos aún no están seguros de por qué.

En otras palabras, un misterioso y enorme objeto se interpuso entre la fuente de luz y el telescopio de rayos X Swift que ha estado monitoreando el objeto, oscureciendo la vista del telescopio. De nuevo nos encontramos con otro misterio que tiene difícil explicación, ya que nos podríamos encontrar con evidencias de naves de una civilización avanzada.

/psg