El director y guionista John Lasseter estrenó en 1995 la cinta que había soñado producir durante toda su vida: La película infantil “Toy Story”, el primer largometraje del estudio Pixar que se convertiría en la primera cinta animada completamente con efectos digitales en la historia del cine.

toy-story

“Toy Story” narraba las aventuras de un grupo de juguetes vivientes de un niño llamado Andy, encabezados por el vaquero Woody, una figura de madera que era comisionado por los otros juguetes para identificar los obsequios recibidos por su propietario (Andy) con motivo de su séptimo cumpleaños. Entre estos regalos, por cierto, se encontraba un nuevo juguete, el guardián espacial Buzz Lightyear, que rápidamente pasaba a ser el juguete predilecto del niño.

Si bien la mayoría de los juguetes, entre ellos Bo Peep, Mr. Potato Head, Hamm, Slinky y Rex, recibían con amistad y entusiasmo a Buzz, Woody, sintiéndose postergado por Andy, buscaba deshacerse en secreto de él. El guardián espacial Buzz Lightyear, por otra parte, desconocía que era un juguete y creía que su objetivo era regresar de vuelta a su planeta natal, para luchar en pos de la justicia de la galaxia con su frase de cabecera: “Al Infinito y Más Allá”.

toystory-1

La rivalidad entre el vaquero y el guardián espacial se acentuaba cuando, durante una salida al restaurante Pizza Planet, Andy accidentalmente dejaba olvidados a ambos juguetes en una estación de servicio. Woody y Buzz entonces intentaban volver a casa, cayendo en poder de uno de los vecinos de Andy, un travieso y sádico niño llamado Sid, quien para divertirse acostumbraba dañar o destruir todos los juguetes que llegaban a su poder. Sin embargo, los intentos de Woody y Buzz por volver a la casa de Andy se trastornaban cuando Buzz, viendo un comercial de televisión, se percataba que sólo era un juguete de plástico y no un guardián espacial, experimentando una verdadera crisis existencial. En ese momento Woody debía ayudarlo a recuperarse, justo antes de que Sid destruyera a Buzz atándolo a un cohete pirotécnico.

c1392e22fdfb94e36df1a6849a8bc3bf

Si bien “Toy Story” se estrenó en 1995, la génesis de esta película se remonta a 1981 cuando el director John Lasseter trabajaba como animador en Walt Disney Feature Animation, y un par de amigos suyos le mostraron una escena de la película “Tron” (1982). Tras ver esta cinta, Lasseter se mostró interesado en las posibilidades ofrecidas por la nueva tecnología generadora de animaciones por computadora.

Por entonces, los estudios Disney pasaban por una aguda crisis creativa y económica de Disney. En ese momento John Lasseter, quien por entonces tenía 25 años, tuvo la osadía de presentar a sus jefes un proyecto que adaptaba el cuento “La tostadora valiente”, de Thomas M. Disch, y que sería animado íntegramente por computadora. Este proyecto, que narraba la historia existencialista de unos utensilios de cocina que se embarcaban en una aventura para buscar a su creador, le significó a Lasseter ser despedido de Disney, aunque pronto encontraría trabajo en Lucasfilm, la productora de George Lucas. Allí, Lasseter crearía el primer personaje de la historia del cine animado por ordenador, un caballero medieval en la película “El secreto de la pirámide” (1985).

John Lasseter.
John Lasseter

John Lasseter, tras independizarse, sería uno de los fundadores de Pixar, empresa adquirida, entre otros, por el famoso Steve Jobs en 1986. Algunos de los proyectos iniciales de Lasseter en Pixar consistirían en cortometrajes animados que tenían como finalidad demostrar las capacidades técnicas de la Pixar Image Computer, como el cortometraje “Tin Toy”, que marcó un hito en la historia del cine al ser el primer cortometraje animado por computadora en recibir un premio Óscar en la categoría homónima.

Tras el éxito de “Tin Toy” y convencidos ahora del potencial del cine animado por imágenes producidas por computadora, los ejecutivos de Disney firmaron en 1991 un convenio con Pixar para apoyar la producción del primer largometraje animado por computadora de la historia del cine, que se llamaría “Toy Story”.

La primera versión del guión de “Toy Story” difería notablemente de la edición definitiva y tenía como protagonistas a Tinny, un músico de hojalata, y un muñeco ventrílocuo, mientras que el vaquero Woody no era el líder amistoso y simpático que hoy conoce todo el mundo, sino el verdadero villano de la trama, un antipático juguete que abusaba de los demás y cuyo nombre provenía del actor de westerns Woody Strode. De hecho, en un momento de la trama, el vaquero arrojaba a Buzz por la ventana a propósito y, sin ninguna intención de esconder el hecho, lo admitía con orgullo mientras se relajaba en la cama de Andy. En ese momento se producía una discusión con los otros personajes horrorizados, la cual terminaba con los juguetes de Andy cansándose del vaquero y sus abusos, por lo que lo arrojaban por la ventana.

La evolución del personaje del vaquero Woody.
La evolución del personaje del vaquero Woody

Cuando los ejecutivos de Disney, liderados por el implacable Jeffrey Katzenberg, vieron la primera versión de “Toy Story”, quedaron horrorizados. En aquella sesión, recordada en Pixar como el “viernes negro”, Disney decidió cancelar el proyecto de la película inmediatamente, mientras Katzenberg, disgustado por la trama, aseguraba que “Woody es un imbécil”.

En ese crítico momento, Steve Jobs, uno de los principales inversores de Pixar, intervino para financiar el proyecto. John Lasseter, por su parte, le suplicó a Disney dos semanas más de plazo para reescribir el guion, durante las cuales el director Joss Whedon se encerró con el mismo Lasseter y Pete Docter (posteriormente director de las cintas animadas “Monstruos SA” y “Up”) en una habitación sin ventanas. El mismo Whedon reescribiría varios diálogos para añadir simpatía a la trama e introdujo a Rex, el simpático Tiranosaurio miedoso, y también a la pastora Bo Beep para darle el gancho romántico.

Para el resto de los personajes principales, John Lasseter decidió incorporar a juguetes clásicos que eran reconocibles por los adultos de la generación de los ’90, como Barbie, G.I. Joe, un barril de monos de plástico, soldados de plástico, Mr. Potato Head y Slinky Dog, cada uno con “sus propias limitaciones” y personalidades”.

Toy-Story-1995-700x352

Con respecto a los dos protagonistas principales, el mencionado ejecutivo Jefrey Katzenberg tuvo el acierto de proponerle a John Lasseter que incorporara el concepto de un “par de protagonistas impares”, a semejanza de algunas películas como “Fugitivos” (1958), “48 Hrs.” (1982) y “Arma Mortal” (1987), todas protagonizadas por dúos con personalidades opuestas entre sí que, conforme avanzaba la trama, iban aceptando sus diferencias y estableciendo un vínculo de amistad.

De ese modo, en la siguiente versión del guion de “Toy Story”, se suavizó el carácter del vaquero Woody y se sustituyó el personaje de Tinny por el de un astronauta, quien fue bautizado como “Buzz Lightyear”, en alusión al célebre astronauta norteamericano Buzz Aldrin. La apariencia de este personaje provendría de los trajes usados por las tripulaciones del Apolo así como el diseño de los G.I. Joe, mientras que los colores verde y púrpura eran los predilectos de Lasseter y su esposa, Nancy, y pasaron a incorporarse a la indumentaria del personaje.

La evolución del personaje del astronauta Buzz Lightyear.
La evolución del personaje del astronauta Buzz Lightyear

El guion definitivo de “Toy Story” se terminó en febrero de 1994 y después de ello se dio paso al proceso más complicado: Producir la película ciento por ciento con imágenes generadas por computadora, usando un presupuesto de 30 millones de dólares y un equipo conformado por 110 empleados.

El director John Lassiter recordaría que “tuvimos que hacer que todas las cosas lucieran más orgánicas. Cada hoja de césped tuvo que ser creada desde cero. Asimismo, nos dimos a la tarea de darle a ese universo un sentido de realismo. Por lo tanto, las puertas lucen golpeadas y los pisos se ven desgastados”, mientras que el ejecutivo de Disney Tom Schumacher relató que “no podríamos haber realizado esta película con la animación tradicional. Se trata de una historia que sólo puede ser contada con juguetes tridimensionales”.

Por entonces, se contrataron a los actores cuyas voces corresponderían a los protagonistas de la cinta. El famoso actor Tom Hanks, por ejemplo, se encargó de proporcionar la voz al Sheriff Woody, el actor Tim Allen hizo lo propio con el astronauta Buzz Lightyear y el veterano actor y comediante norteamericano Don Rickles prestó su voz para el sabio personaje del Sr. Cara de Papa o Sr. Patata, entre otros.

haana

Tras terminar el complicado proceso de generación de imágenes por computadora, que tomó miles de horas, la película “Toy Story”, una cinta animada de 77 minutos, finalmente se estrenaría oficialmente en Estados Unidos el 22 de noviembre de 1995.

Tras su estreno, esta revolucionaria cinta infantil animada sería aclamada por el público y la crítica, que elogió el ritmo frenético de las nuevas técnicas de animación, además de su imaginativo guion y su galería de entrañables personajes, que cautivaron por igual a adultos y niños. La prestigiosa crítica nortamericana Janet Maslin, de The New York Times, por ejemplo, comentó que “los niños disfrutarán una nueva perspectiva en torno a la irresistible idea de mirar a juguetes que cobran vida. Y los adultos se maravillarán con un relato ingenioso y un antropomorfismo completamente brillante”.

toy-story-16-10-16-a

“Toy Story” sería la película más taquillera de 1995 y la tercera de animación más taquillera de la historia hasta ese momento, tras “El Rey León” y “Aladdin”, además de conseguir un Oscar especial en 1996 para John Lasseter y una nominación a Mejor Guion (la primera de la historia para una película de animación), logros que coronaron un triunfo que Steve Jobs, más visionario que nadie, ya había anticipado. Seis días después del estreno de “Toy Story”, de hecho, el mismo Jobs sacó la empresa Pixar a cotizar en la bolsa, con resultados evidentemente millonarios.

“Toy Story”, además de impactar al gran público y a los críticos, también se ganó los elogios de famosos cineastas. El director británico Terry Gilliam, por ejemplo, elogió abiertamente la película, afirmando que “es el trabajo de un genio. Hizo que la gente comprendiera el verdadero significado de los juguetes. Cada personaje es fiel a su propia personalidad. Y eso es simplemente brillante. Posee algo especial, que siempre se me ha quedado presente, como la escena donde Buzz Lightyear descubre que es un juguete. Está parado en esa escena justo en la parte más alta de las escaleras y la cámara avanza hacia atrás y se ve que él no es más que una pequeña figura. Buzz era un personaje con un ego enorme apenas dos segundos antes […] y es estupendo. La considero como una de mis diez películas favoritas, y punto”.

EVbELvNX0AIl7xC

El director John Lassiter, quien en los años posteriores sería director y productor ejecutivo de otras famosas cintas animadas como “Cars”, “Wall E”, “Frozen” y “Los Increíbles”, además de las conocidas secuelas de “Toy Story”, recordando los motivos que lo habían llevado a crear y producir películas animadas de impacto mundial, comentaría que “evidentemente nos preocupa lo que digan los críticos y también nos inquieta como será la recaudación final, pero, en realidad, la razón por la que hacemos lo que hacemos es para entretener a nuestro público. La mayor alegría que puedo tener como director es mezclarme de manera anónima entre una audiencia, durante la proyección de una de nuestras cintas y mirar cómo la gente contempla la película. Esto es porque las personas son 100% honestas cuando están viendo una película. Y apreciar la felicidad en sus rostros y la manera en que se involucran con la historia para mí es la mayor recompensa que podría obtener”.

John Lasseter y los dos personajes que cambiaron su carrera profesional.
John Lasseter y los dos personajes que cambiaron su carrera profesional

/psg