“Hemos confirmado la presencia de una paciente con la variante delta y desgraciadamente se demostró que es un paciente que tiene variante Delta”. Con estas palabras, el ministro de Salud, Enrique Paris, confirmó lo que hasta esta mañana era una sospecha.

Se trata de una mujer de 43 años, que provenía de Estados Unidos y que se mantiene aislada.

Ya a primera hora de este jueves, Paris había señalado que “yo pienso que va a llegar (la nueva variante), es casi imposible que no llegue porque es una variante muy contagiosa”.

Un tema que reforzó el titular del Minsal esta mañana en la Cámara de Diputados, donde se discute la prórroga del Estado de Excepción hasta el mes de septiembre.

En relación a dicha variante, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, afirmó que se debe tener a la vista lo ocurrido en países como Reino Unido, donde el plan de desconfinamiento se ha visto truncado por los casos de COVID-19 relacionados a esta variante.

“No sabemos cuál va a ser su desarrollo. Por esto necesitamos esta caja de herramientas (el estado de excepción), que no necesariamente se tiene que usar de la misma manera que estos últimos 15 meses”, agregó.

En esta misma línea, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa planteó que “sabemos lo que está ocurriendo con la variante Delta, países que estaban recuperando el ritmo se han visto afectados por esta variante sobre la cual todavía hay muchas incógnitas”.

La variante Delta del COVID-19, también conocida como B.1.6172, es un 60% más transmisible y fue identificada por primera vez en India. Algunos expertos afirman que podría convertirse en la variante dominante en el mundo.

Los síntomas más comúnmente reportados vinculados con la variante delta son: dolor de cabeza, dolor de garganta y secreción nasal. La fiebre sigue siendo bastante común, pero la pérdida del olfato ya no aparece entre los diez síntomas principales.

/psg