El Gobierno anunció durante este miércoles un plan para enfrentar la crisis que afecta a las regiones del norte del país, el que apuntará al mayor resguardo fronterizo y a la entrega de ayuda humanitaria a los migrantes a través de la instalación de albergues.

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, defendió el trabajo del Ejecutivo en materia de política migratoria, asegurando que “tuvimos una ley anacrónica, desfasada con la realidad por más de 40 años”, añadiendo además que un proyecto elaborado durante la primera administración del presidente Sebastián Piñera recién se pudo promulgar en este segundo periodo.

“Esto habla de un compromiso de administrar la realidad migratoria desde el primer minuto. Hay muchos que critican, muchos que apuntan con el dedo, muchos que dicen que este Gobierno no se ha preocupado, pero estamos hablando de décadas donde nadie pudo prever la situación migratoria a la que se estaba exponiendo Chile”, manifestó.

Tras esto, el jefe de gabinete reconoció que existe una crisis en la macrozona norte, añadiendo que para enfrentarla se aumentará el resguardo en la frontera, con más puntos de control y observación. Aquello implicará la instalación de un campamento nuevo en la comuna de Colchane, que alojará a 50 efectivos policiales. También se sumarán efectivos del Ejército.

Albergues y controles sanitarios

La ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, expresó que durante el mes de octubre se abrirán centros de acogida para niños, niñas y adolescentes junto con sus familias. La idea es instalar un albergue para estos grupos de migrantes en Colchane, para acogerlos durante las primeras 24 horas antes del traslado a Iquique.

“Estamos estimando en este centro de primera acogida la atención de 3.600 niños, niñas y adolescentes, además de 5.400 adultos en situación migratoria donde las familias puedan acceder a información adecuada sobre su ingreso al país y el apoyo de primera necesidad con alimentos, vestuario y artículos de aseo”, expresó la secretaria de Estado.

Además confirmó un incremento en los “resguardos temporales en Colchane, Huara y también en Iquique. Habrán centros de acogida en conjunto con la Unicef y también refugios en hostales”.

En cuanto a las medidas sanitarias, la ministra (s) de Salud, Paula Daza, explicó que la región de Tarapacá cuenta con tres estadías sanitarias, agregando que todas las personas que ingresan son testeadas con antígenos. Quienes resulten positivo por COVID-19 serán enviados a una residencia sanitaria.

/psg