Los refugiados ucranianos en otros países europeos a consecuencia de la invasión rusa, iniciada hace medio año, superaron hoy la barrera de los siete millones, según las estadísticas que actualiza diariamente la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

De ellos, 2,4 millones se encuentran en Rusia y 1,3 millones en Polonia, mientras que hay otras destacadas poblaciones refugiadas en países vecinos de Ucrania como Moldavia (90.500), Eslovaquia (90.600) o Rumanía (86.000).

Desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, ACNUR ha contabilizado 11,9 millones de salidas desde Ucrania a través de sus fronteras, pero también 5,3 millones de viajes de regreso de ciudadanos ucranianos a su país.

El éxodo ucraniano supera a otros de la actualidad, como los 6,8 millones de venezolanos que han dejado su país desde 2014 a causa de la crisis política y económica o los 6,7 millones de sirios que han huido de la guerra civil tras más de una década de violencia.

A estos siete millones de refugiados deben añadirse otros 6,9 millones de desplazados dentro de Ucrania también a causa del conflicto, de acuerdo con las estadísticas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

/gap