El telescopio espacial Hubble de la NASA ha detectado cambios misteriosos en la Gran Mancha Roja de Júpiter, el sistema de tormentas de ese planeta donde los vientos exteriores se han acelerado en la última década, comunicó este lunes la agencia espacial estadounidense.

Las zonas externa e interna de vientos de la Gran Mancha Roja de Júpiter. nasa.gov

Tras analizar los datos de Júpiter captados por Hubble, los científicos descubrieron que la velocidad promedio en la región externa de la Gran Mancha Roja, conocida como anillo de alta velocidad, se ha incrementado en hasta un 8 % entre 2009 y 2020. Mientras que los vientos de la zona interna de esa tormenta se han ralentizado significativamente. Esas dos nubes, de color carmesí, giran en sentido opuesto al de las manecillas del reloj, a velocidades cercanas a los 650 kilómetros por hora y su vórtice es más grande que la Tierra.

El incremento de la velocidad de los vientos en la región externa de la Gran Mancha Roja es de alrededor de 2,5 kilómetros por hora cada año terrestre. “Estamos hablando de un cambio tan pequeño”, que no habría sido posible detectarlo sin los datos de Hubble, explicó Amy Simon del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Maryland (EE.UU.).

De momento, los científicos desconocen lo que podría significar el cambio en las velocidades de esos vientos. “Eso es difícil de diagnosticar, ya que Hubble no puede observar muy bien el fondo de la tormenta. Cualquier cosa debajo de la cima de las nubes es invisible en los datos”, comentó Michael Wong de la Universidad de California en Berkeley. “Pero es un dato interesante que puede ayudarnos a comprender qué alimenta la Gran Mancha Roja y cómo mantiene la energía”, agregó.

/psg