El senador estadounidense Marco Rubio calificó de “preocupante” la decisión del gobierno argentino de retirarse del Grupo de Lima y afirmó que “hoy más que nunca” los países de la región deben estar “unidos en contra de la narco-dictadura que aflige a Venezuela”.

En un mensaje a través de su cuenta de Twitter, el republicano afirmó: “Preocupante decisión por parte del gobierno de Alberto Fernández de retirarse del Grupo de Lima. Hoy más que nunca urge que los países de Latinoamérica estemos unidos en contra de la narco-dictadura que aflige a Venezuela y sigue causando la crisis humanitaria más grande de nuestro hemisferio”.

Los dichos de Rubio van en concordancia con lo expresado por el gobierno de su país, que este miércoles llamó a trabajar con socios “comprometidos con un futuro pacífico y democrático en Venezuela”. Ante una consulta de Infobae, desde el Departamento de Estado emitieron un breve comunicado en el que ratificaron su apoyo a la institución, sus países socios y sus principales lineamientos.

El mensaje de Marco Rubio en Twitter

“Estados Unidos cree que debe haber una solución negociada a la crisis precipitada por Maduro. Debe haber elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas en Venezuela”, señaló la declaración hecha por un portavoz norteamericano. Y continuó: “Esperamos fortalecer la coordinación con socios internacionales comprometidos con un futuro pacífico y democrático en Venezuela”.

La noticia de que Argentina abandonaba el bloque fue confirmada en un comunicado de la Cancillería que preside Felipe Solá. En el escrito, aseguran que el país “formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”.

Entre las razones de la salida, Buenos Aires sostuvo que “la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro Gobierno no ha podido ni puede acompañar”.

Para el Ejecutivo argentino, “la mejor manera de ayudar a los venezolanos es facilitando que haya un diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular, pero si a lograr elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional”. En esa línea, pide sumar al diálogo a “voces provenientes de los principales actores sociales del país, como la Iglesia, el sector empresario y las organizaciones no gubernamentales, sin exclusiones”.

En el comunicado dado a conocer por el Palacio San Martín, se indica además que “en un contexto en el que la pandemia ha hecho estragos en la región, las sanciones y bloqueos impuestos a Venezuela y a sus autoridades, así como los intentos de desestabilización ocurridos en 2020, no han hecho más que agravar la situación de su población y, en particular, la de sus sectores más vulnerables”.

Y remarca que más allá de la decisión de retirarse del Grupo de Lima, “Argentina continuará sosteniendo su compromiso con la estabilidad en la región, y buscará encaminar soluciones pacíficas, democráticas y respetuosas de la soberanía y de los asuntos internos de cada Estado”.

/psg