En el marco de una inédita caída en los servicios de Facebook, las acciones del sector tecnológico volvieron a sufrir una mala sesión el lunes, debido a la preocupación por la inestabilidad de los debates sobre el gasto y el presupuesto en Washington y a las escasas expectativas para la próxima temporada de resultados.

Los inversores se deshicieron de acciones de grandes empresas tecnológicas y de otros valores de crecimiento ante un alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro, mientras que el temor a un impago de la deuda estadounidense avivó la cautela.

Apple, Microsoft, Amazon y Alphabet, las cuatro empresas más valiosas del mercado bursátil estadounidense, cayeron más de un 2% cada una. Facebook, la quinta más valiosa, se desplomó después de que su aplicación y su plataforma para compartir fotos, Instagram, dejara de funcionar.

“Para las grandes tecnológicas, esto es algo a corto y medio plazo, parte de un proceso de corrección. Las tasas eran claramente demasiado bajas, debido en gran parte a las políticas de los bancos centrales, y ahora, a medida que los inversores anticipan la retirada de esas políticas, los tipos se acercan a su valor real”, dijo Jack Ablin, director de inversiones de Cresset Wealth Advisors.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron porque los inversores se preocupaban por la falta de un acuerdo sobre el límite de deuda en el Congreso, mientras esperan los datos de empleo de septiembre, que podrían allanar el camino a la reducción de las compras de activos de la Fed.

El presidente Joe Biden dijo que no puede garantizar que el gobierno no incumpla su límite de deuda de 28,4 billones de dólares, a menos que los republicanos se unan a los demócratas en la votación para aumentarlo, cuando Estados Unidos se enfrenta al riesgo de un impago histórico en sólo dos semanas.

Datos recientes que muestran un aumento del gasto de los consumidores, una aceleración de la actividad de las fábricas y un elevado crecimiento de la inflación han alimentado las apuestas a que la Reserva Federal podría empezar a endurecer su política monetaria antes de lo previsto.

Los principales índices de Wall Street se vieron perjudicados en septiembre, afectados por preocupaciones como el destino de un proyecto de ley de gasto masivo en infraestructuras y la quiebra del endeudado grupo chino Evergrande.

El S&P 500 ha caído cerca de un 5% desde su cierre récord del 2 de septiembre. Sin embargo, más de la mitad de los valores del S&P 500 han caído un 10% o más desde sus máximos de 52 semanas, incluidos 71 valores que han bajado más de un 20%.

Algunos sectores del mercado disfrutaron de un rebote, con alzas de los índices de energía del S&P 500 y de servicios públicos. Tesla Inc subió después de que el fabricante de vehículos eléctricos informó de unas entregas trimestrales récord que superaron las estimaciones.

Extraoficialmente, el Promedio Industrial Dow Jones cayó un 0,93% a 34.005,92 puntos, mientras que el S&P 500 perdió un 1,28% a 4.301,19. El Nasdaq cayó un 2,12% a 14.258,52 puntos.

/psg