En el marco de un nuevo balance por la situación del coronavirus en el país, el Presidente Sebastián Piñera, anunció este jueves que a partir del próximo lunes 10 de enero, se iniciará el proceso de vacunación con una cuarta dosis que comenzará con las personas inmunocomprometidas. Proceso que en febrero se extenderá a los mayores de 55 años.

Junto con destacar los esfuerzos de Chile para enfrentar la pandemia, el Mandatario dio cuenta que el total de vacunados ya supera los 16,5 millones de personas, teniendo dos y tres dosis más de 11 millones de chilenos.

Ante esto, Piñera resaltó la eficacia de las vacunas para evitar contagios o bien hospitalizaciones, llamando de paso nuevamente a los rezagados “que todavía son muchos y que a esta altura son muy porfiados a que se vacunen ahora, porque así no solamente van a proteger su salud, sino que también de sus familias”.

Pero además recordó que “la eficacia de las vacunas y también de los refuerzos disminuye con el tiempo y también con la aparición de nuevas variantes”.

Por ello, Piñera anunció que “a partir del lunes 10 de enero, vamos a iniciar un nuevo proceso de vacunación masivo con una cuarta dosis o una segunda dosis de refuerzo que va a comenzar con las personas inmunocomprometidas, porque necesitan reforzar su esquema con mayor urgencia”.

Posteriormente, el Presidente indicó que “a partir del lunes 7 de febrero, vamos a extender esta vacunación a toda la población de 55 años y más, que haya cumplido seis meses desde su anterior dosis, al personal de salud y también a las personas que representen mayor riesgo”.

“Con esta cuarto dosis buscamos mantener esa posición de liderazgo (en el mundo) y proteger la salud y la vida de nuestros compatriotas, porque la nueva variante Ómicron se está expandiendo aceleradamente en el mundo entero y aunque en mucho menor proporción también está afectando a Chile”, sostuvo.

Y si bien dijo que esta variante “es mucho más contagiosa, también genera menos hospitalizaciones y es menos letal”.

/psg