Luego de concretar la detención de Matías y Heriberto Ancalaf, los hijos del ex vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Víctor Ancalaf, vinculados al homicidio del sargento de Carabineros Francisco Benavides, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, aseguró que se evitarán “muchos hechos de violencia” en la macrozona sur.

De acuerdo a la autoridad de Gobierno, la detención de ambos se realizó tras un “trabajo muy profesional, muy metódico, de los equipos investigativos de Carabineros y de la fiscalía regional de La Araucanía”.

Además, el subsecretario del Interior destacó que con la aprehensión de los Ancalaf, “vamos a evitar muchas hechos de violencia probablemente”, porque, “se les están imputando otros cinco hechos de violencia a estos mismos imputados”.

“Es un grupo, una organización, que operaba en la zona y que claramente está vinculada con hechos de violencia en el lugar”, aseguró Galli en entrevista con la radio Universo.

En detalle, según profundizó Galli, los hijos de Ancalaf estarían vinculados en un caso de secuestro, tortura y a un asesinato que ocurrió en la zona durante junio.

En esta línea, contó que habrían “secuestraron a dos individuos de una comunidad cercana, de la comunidad Hue Nehuen, en Collipulli. Los encerraron en una caseta, los torturaron para que confesaran, incluso a uno le desmiembran un dedo y además uno de ellos es asesinado”.

“El otro probablemente hubiera sido asesinado si no hubiera sido porque logra escapar y él es el que da cuenta a la policía y la fiscalía de los hechos. Ahí están involucrados parte de la familia Ancalaf, María Ancalaf Llaupe es la persona que se detuvo en el corte de ruta, que terminó con el fallecimiento de Francisco Benavides. Es la persona que termina siendo la que lideraba la organización que llevó adelante el secuestro con tortura y finalmente con homicidio. Son sus hijos, la pareja de sus hijos”, alertó Galli.

/psg