Por cuarta jornada consecutiva el dólar registró caídas en el mercado cambiario local, viéndose presionado por datos económicos que han decepcionado en Estados Unidos.

De este modo, el billete culminó con un retroceso de $4,10, en puntas de $778,50 vendedor y $778,20 comprador.

Según Ricardo Bustamante, jefe de estudios Trading de Capitaria, “durante la sesión de ayer conocimos débiles datos de inflación al consumidor en el país norteamericano, mientras que hoy las cifras de precios de importaciones y producción industrial también decepcionaron a los inversionistas, generando un mayor debilitamiento de la moneda norteamericana”.

“Adicionalmente, el precio del cobre se recupera después de una presión bajista, donde los futuros del metal vuelven a superar los US$4,4 la libra”, agregó.

A su juicio “todo este escenario genera un debilitamiento mayor del dólar, a la espera de datos del comercio minorista en Estados Unidos que se conocerán mañana, cifras relevantes para sus proyecciones económicas y que pueden impactar en las perspectivas de recortes de estímulos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos”.

En el plano local, en tanto, Ángel Rubilar, asesor de Inversiones y Trading de Libertex, apuntó que “en agosto se han creado nuevos empleos recuperando un 78% de lo perdido durante la pandemia. Esto implica que la fuerza laboral ya se ha recuperado en más de la mitad, lo que puede implicar que las medidas que se han tomado hasta ahora son las correctas para poder impulsar la economía local, lo que ha fortalecido el peso ayudado a este movimiento a la baja”.

/psg