Dejamos de ser la estrella de la región y no sólo en indicadores económicos –y hace bastante tiempo hay que decirlo- sino también en estadísticas de seguridad.

Las actuales tasas “ya sacaron a Chile de la condición de país más seguro de Sudamérica y metieron en su paisaje las ocupaciones de terrenos, los asaltos con armas largas, las balaceras, los ataques a la policía, en fin: una pequeña Venezuela”, dice Cavallo.

Y parte de las causas, para él, apuntan al “circuito infernal de enemistad cívica a cuya sombra está floreciendo la impunidad”.

Al final, “es la política, estúpido”.

Al menos eso sugiere Javier Sajuria al abordar la caída del apoyo al Presidente. “Quizá habría que volver a mirar a nuestro sistema político como potencial causante de una parte de nuestros males”, dice.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap