En horas de esta tarde se concretó la salida de María José Zaldívar como ministra del Trabajo, asumiendo en su reemplazo el ahora exdiputado Patricio Melero.

Desde hace unos meses que la abogada quería dejar el cargo por razones familiares. De hecho, en enero de este año había manifestado internamente esa intención, pero en esa oportunidad el Presidente Sebastián Piñera logró persuadirla para que siguiera en sus funciones y así avanzar también en la reforma a las pensiones; clave para el gobierno. Pero el desgaste pudo más y hoy se concretó su partida desde las dependencias de Huérfanos 1273.

En su último día, y previo al ajuste ministerial, la aún ministra participó de una sesión de la comisión de Trabajo del Senado en donde, precisamente, se votaban algunos aspectos de la reforma de pensiones. Fue su despedida con algunos de los parlamentarios con los que trabajó más estrechamente, y miembros tanto de oficialismo como de oposición destacaron el rol que cumplió desde que asumió en octubre de 2019.

En su reemplazo, el Mandatario escogió a un hombre fuerte de la UDI: Patricio Melero, quien ejerce como diputado gremialista desde 1990, contando 8 periodos consecutivos. Este año iba a ser el último, debido a la imposibilidad de seguir en el cargo producto de la Ley que limita la reelección.

En su larga trayectoria en el Congreso, presidió la testera de la Cámara entre 2011 y 2012 y desde el 2014 que forma parte permanente de la Comisión de Trabajo. Ha tenido también un rol permanente en comisión de Hacienda.

Se le reconoce un diálogo frecuentemente con sus pares, incluso con algunos de la oposición. Redes parlamentarias que serán clave para sacar adelante desafíos como la reforma a las pensiones.

Previo a su confirmación como nuevo ministro, su hermano, Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio había asegurado que no habría “incompatibilidad” si el diputado llegaba al gobierno. Sin embargo, La Tercera confirmó que el abogado adelantará su dimisión a la CNC, fijada para mayo.

Piñera: “Conozco su espíritu dialogante, republicano y constructivo”

Durante la ceremonia de ajuste de gabinete, Piñera destacó el trabajo desempeñado por Melero como diputado y fijó algunos de los desafíos que tendrá que liderar como nueva ministro del Trabajo.

Pero también hizo un público reconocimiento a su saliente secretaria de Estado: “Sé que durante en estos exigentes e intensos años de trabajo, María José Zaldivar tuvo que hacer muchos sacrificios personales, postergando en muchas ocasiones a su propia familia. Pero con un norte que vale la pena, cumplir con su vocación de servir a todos los chilenos”, dijo.

Sobre Melero destacó que “recuerdo que cuando él asumió el 2011 la presidencia de la Cámara dijo: ‘Los chilenos esperan que entre nosotros se privilegien más los acuerdos que las diferencias, el entendimiento más que el enfrentamiento’. Sabias palabras que tendrá que aplicar ahora como ministro del Trabajo”.

“Conozco su espíritu dialogante, republicano y constructivo, que no solo fue el sello de su gestión como presidente de la Cámara, sino que lo ha distinguido en su fecundo desempeño como diputado y servidor público”, agregó.

Mientras que sobre los desafíos que tendrá en su nueva cartera, el Mandatario aseguró que entre ellos destacan “además de la segunda etapa de la reforma previsional, además de la sala cuna universal, fortalecer nuestra capacidad de crear más y mejores empleos, con mejores salarios y condiciones de trabajo para poder reactivar nuestra economía”.

Séptimo cupo en la Cámara en ocho meses

La salida del también expresidente de la UDI del Congreso se traducirá en que será el séptimo parlamentario que deja el cargo en la Cámara en menos de ocho meses, por lo que su partido deberá elegir a su reemplazante para lo que le queda de periodo.

Antes de él habían salido del Parlamento Jaime Bellolio (UDI) y Mario Desbordes (RN), quienes a finales de julio de 2020 dejaron su escaño para encabezar la Segegob y el ministerio de Defensa, respectivamente. Posteriormente Marcela Sabat (RN) asumió el cupo que dejó en la Cámara Alta el actual ministro de RR.EE., Andrés Allamand. A ellos se sumó recientemente Loreto Carvajal (PPD) quien también se fue al Senado para ocupar el escaño de Felipe Harboe, quien postulará a la Convención Constitucional. Por esa misma razón el PC Hugo Gutiérrez y el ind-exFA, Renato Garín salieron de la Cámara, siendo también reemplazados.

A ellos se sumaron tres senadores: los ya citados Harboe y Allamand, sumándose el UDI Víctor Pérez.

Todos los cupos de los salientes legisladores fueron definidos por los partidos por los cuales los exdiputados llegaron al Congreso.

/psg