No son pocas ni poco importantes las consecuencias negativas que se generarían para el país si se pasa a cuestionar y revisar los tratados internacionales que Chile ya ha firmado y a cuyo cumplimiento ya se ha comprometido. Un tema que cobró fuerza luego de que el candidato presidencial de Apruebo Dignidad Gabriel Boric se mostrara abierto a revisar los pactos comerciales internacionales. Y luego de los dichos del alcalde de Recoleta Daniel Jadue; líder del Partido Comunista que hace parte de la coalición que respalda a Boric, que indicó que se deben revisar todos los acuerdos.

“Se plantean falacias en términos de decir que pareciera que Chile hubiese sido agraviado por imposiciones del resto del mundo, como dicen quienes plantean la revisión de los tratados”, asevera la exministra de Relaciones Exteriores Soledad Alvear en el programa de radio Mirada Líbero en Agricultura. “Es una falacia que los acuerdos se hayan hecho de espaldas a la ciudadanía”, agrega.

La abogada detalla los efectos que provocaría una eventual revisión y puesta en duda del cumplimiento de los acuerdos internacionales por parte de Chile. De partida afirma que en Chile 13% de los empleos dependen de tratados de libre comercio. Además explica: “No somos capaces de consumir todo el vino que producimos, ni toda la fruta que somos capaces de exportar. Producto de la pandemia atraer inversión resulta clave porque estamos con un problema de empleo y en ese contexto hacer que quienes quieran invertir en Chile se vayan es muy complejo”.

Pero no solo eso, Alvear es clara al indicar que el detrimento para el país no sería solo económico. “En el acuerdo de cooperación con la Unión Europea están temas relativos a la posibilidad de que estudiantes chilenos puedan hacer doctorados o intercambios con países europeos, lo cual enriquece la formación de nuestros estudiantes y eso le hace muy bien a Chile”. En lo académico también ejemplifica con la posibilidad de cooperar en proyectos científicos y tecnológicos que se vería afectada. Por los que insiste en que “revisar o detener ese acuerdo es extraordinariamente grave”.

“Menos empleo, menos inversión, falta de credibilidad en cuanto a nosotros en materia de respeto a los tratados; cuando dentro de nuestros principios de política exterior está el respeto irrestricto a los tratados internacionales”, advierte.

“Cualquier programa que intente echar pie atrás en los tratados internacionales creo que es un gran error”

Siendo Chile un país pequeño en comparación con potencias como Estados Unidos, con los cuales se han firmado acuerdos, Alvear explica que le conviene la existencia de reglas y tratados internacionales, precisamente para que naciones más poderosas no puedan imponerse.

“Es grave que se piense que estos tratados vienen a fortalecer ciertas medidas que pudiesen no ser adecuadas para Chile, es al revés”, asevera.

Alvear detalla el paso a paso para la firma de acuerdos internacionales, de modo tal que resultaría prácticamente imposible efectuarlos de espaldas al país. “Se tienen muchas reuniones previas para estos efectos, y luego de que se aprueban estos tratados por parte de los países que los suscriben van al parlamento, donde se discuten, se escucha a muchas personas. En cada uno de estos acuerdos hubo un periodo previo en que se escuchó a la sociedad, se abrieron páginas web, para poder realmente recibir las opiniones”, señala Alvear.

Es por ello que insiste en que “se dice en las redes sociales, foros y por muchas personas, no solamente algunos candidatos presidenciales, sino que también algunos candidatos al parlamento, que se han hechos estos tratados de espaldas al país, y eso no es cierto”.

El programa que Boric presentó ante el Servel, y que ya no está disponible en su página web, indica que se revisarán los procesos de evaluación y suscripción de tratados comerciales para permitir procesos de participación ciudadana; y dice también que se deberán revisar los acuerdos comerciales que estén en vigencia para evaluar su pertinencia.

Frente a esto, Alvear responde: “Respecto de cualquier programa que intente echar pie atrás en los tratados internacionales creo que es un gran error, es un enfoque muy complejo respecto del mundo en el que estamos viviendo. Es extraordinariamente grave que se pretenda aislar a Chile cuando estamos en un mundo global. Somos un país chico y las reglas favorecen a los países chicos, de lo contrario los grandes se imponen”.

La Convención Constitucional no puede paralizar los tratados

Otro asunto sobre el que se refirió Alvear fue el rol de la Convención Constitucional y su imposibilidad legal de revisar o paralizar acuerdos internacionales. Esto, de cara a la polémica que se ha generado por una reunión que tuvo la presidenta de esa corporación, Elisa Loncón, con algunos eurodiputados.

“Cuando se aprueba en un plebiscito, como ocurrió en nuestro país, que se realice una convención constitucional, esa misma habilitación para que existiese la Convención estableció normas, dentro de las cuales está el respeto de los tratados internacionales. En ese contexto, entonces, no corresponde que integrantes de la Convención Constituyente puedan plantear la revisión o la paralización de los avances que se están realizando en acuerdos de asociación con la Unión Europea“, subraya.

Llamado a los candidatos a actuar con responsabilidad

Alvear estuvo entre los ocho excancilleres que emitieron una declaración pública advirtiendo sobre las consecuencias negativas de los dichos de Boric sobre supuestas revisiones de los tratados internacionales suscritos por Chile ante un eventual mandato suyo. “Han impuesto condiciones a Chile, que desde nuestra perspectiva pueden ser desventajosas”, indicó el candidato de Apruebo Dignidad sobre los tratados internacionales.

“Durante los últimos meses hemos constatado que se repite la afirmación de que Chile revisará sus tratados comerciales y de inversión, como si estos fuesen imposiciones agraviantes del resto del mundo a nuestro país, o bien que impedirían una nueva estrategia de desarrollo, condicionando la capacidad del Estado para desarrollar políticas públicas destinadas a enfrentar la desigualdad que caracteriza a Chile. Esto es una falacia”, se señala en el documento de tres páginas que fue firmado además por los excancilleres Mariano Fernández Amunátegui, Carlos Figueroa Serrano, Alejandro Foxley Rioseco y José Miguel Insulza Salinas, así como por Heraldo Muñoz Valenzuela, Juan Gabriel Valdés Soublette, Ignacio Walker Prieto y la propia Alvear.

En la declaración pública, fechada el 11 de octubre, se advierte que nada puede causar más perjuicio al país que el incumplimiento de la palabra empeñada. “Chile tiene, a través de su historia, un ganado prestigio internacional. Llamamos a las autoridades de gobierno y de oposición, y especialmente a los candidatos y candidatas a cargos de elección popular, a actuar con responsabilidad, y velar por el interés nacional en lo que se refiere a la política exterior, la que siempre debe entenderse como una política de Estado”, se indica en el documento.

Esta declaración generó reacción por parte del alcalde de Recoleta, el PC Daniel Jadue: “No me habría esperado nada de esos cancilleres que les entregaron todas las riquezas de Chile a países extranjeros, de los que promovieron el neoliberalismo en nuestro país y que abrieron unilateralmente hasta destruir toda nuestra industria”.

Incluso el asesor económico de Boric, Nicolás Grau, salió al paso a las críticas y explicó que no está previsto que en un hipotético mandato del abanderado de Apruebo Dignidad Chile abandonaría tratados internacionales de forma unilateral.

Por Diana Lozano Perafán para El Líbero

/psg