«Hemos entrado en este caso hace un par de semanas y ya tenemos algunos resultados. La familia ya los conoce».

De esta manera, el cientista forense Carlos Gutiérrez confirmó los primeros avances de su investigación en el caso Tomás Bravo.

El profesional, reconocido por su trabajo en el caso Fernanda Maciel, detalló que «la primera hipótesis o el primer paso investigativo que íbamos a realizar era tratar de saber qué había ocurrido con esa supuesta falsa alarma que hubo en la búsqueda de Tomás; logramos ubicar a la persona que dio esa alarma».

«Ya hemos conversado por teléfono con ella, es una persona que dio una alarma y fue mal entendido, básicamente. Eso, obviamente, va a quedar en la carpeta investigativa, pero logramos dar con él. Eso es un gran avance en la investigación», añadió.

En diálogo con Hola Chile, Gutiérrez ahondó en esta situación ocurrida durante las primeras horas de búsqueda. La noche del 18 de febrero, cuando decenas de personas y equipos de emergencia trabajaban intensamente para dar con el paradero del niño, surgió una información errada: supuestamente, el niño de 3 años había sido hallado.

«Ya sabemos quién fue»

Sobre esta persona que dio el falso aviso, el cientista forense añadió que «todavía las policías no lo habían encontrado, lo pudimos encontrar nosotros y pudimos cerrar un poco esa hipótesis. No lo hemos descartado aún, pero ya sabemos quién fue».

«Es una persona que trabaja en una institución formal y al parecer habría sido un mal entendido. Como este juego del teléfono en que uno comunica una cosa y finamente a la otra punta llega una información completamente diferente», cerró.

/psg