La economía china creció 18,3% interanual en el primer trimestre, en línea con el 18,5% que esperaba el mercado.

La actividad fue impulsada por el consumo y una base de comparación débil, debido a que los efectos del Covid-19 se observaron precisamente desde ese periodo, con confinamientos severos.

La producción industrial se elevó 14,1% en marzo frente al 18% esperado, mientras que las ventas del retail lo hicieron 33,2%, superando los pronósticos de 28%.

La formación bruta de capital fijo (inversión) escaló 25,6% frente a igual trimestre de 2020.

La potente recuperación se da en el marco de una ruta de reactivación constante desde el segundo trimestre del año 2020, lo que por cierto se da en el marco de un control más certero de la pandemia característico de los países del lejano oriente, lo que contrasta con varias economías occidentales.

Por otra parte, cabe destacar que pese a estas positivas cifras, el impulso el respaldo a la economía no se va a retirar. “El primer ministro Li Keqiang se comprometió nuevamente el viernes pasado a mantener una política macroeconómica estable este año y restó importancia al crecimiento interanual dada la base anormal del año pasado”, señala Serena Zhou, analista de Asia en Mizuho Securities, añadiendo que no esperan “una reducción o inyección significativa de liquidez por parte del Banco Popular de China este año”.

Con todo, Qu Hongbin, economista jefe de China de HSBC, no vie riesgos de un sobre calentamiento de la potencia asiática, de hecho indica “si se excluye el efecto base, dado que COVID-19 se generalizó en esta época el año pasado, estimamos un crecimiento del PIB subyacente de 5,4%, por debajo de los niveles prepandémicos de 6%”.

En esa misma línea, recalca que la recuperación del país no está totalmente sellada, dado que “ha sido desigual, consumo privado rezagado debido al aumento del desempleo”. De esta manera, Qu recalca que “seguirá habiendo una brecha de producto negativa (crecimiento real menos crecimiento potencial), lo que implica que el riesgo de inflación generalizada seguirá siendo remoto”.

/psg