A solas y por cerca de una hora estuvo reunido ayer el presidente electo, Gabriel Boric, con los partidos del denominado “Socialismo Democrático”. En la antesala del anuncio de gabinete que hará este viernes a las 9 horas en el Museo Nacional de Historia Natural, el futuro mandatario convocó a los timoneles Álvaro Elizalde (PS), Natalia Piergentili (PPD), Alberto Robles (PR) y Patricio Morales (PL) a su oficina, en la denominada “Moneda chica”.

En el encuentro, según quienes conocieron del tenor de la conversación, en que los dirigentes compartieron un café, el frenteamplista les garantizó un diseño que venía fraguando hace días, pero que no estaba en sus planes originales: que todos ellos tendrían, al menos, un representante en su equipo de ministros y que, además, tendrán una silla reservada en el comité político, en que su administración delineará sus principales decisiones.

“Nos vemos mañana en el Museo”, se dijeron al despedirse Piergentili y Robles, ratificando que Boric los invitó a la actividad en que dará a conocer sus equipos y a la que también convocó a Chile Vamos.

La determinación del futuro presidente -que adelantó La Tercera- implica un giro en la primera fórmula que barajaron tras imponerse en el balotaje del pasado 19 de diciembre. Ese modelo le reservaba representación en el gabinete de ministros solo al Partido Socialista, mientras que a sus aliados los regalaba a posiciones de menor incidencia como las subsecretarías. Esa fórmula, que se conoció como la “teoría de los anillos”, terminó siendo desechada por el mandatario por varias razones. Una de las principales: la necesidad de la próxima administración de asegurar mayorías parlamentarias que le permitan avanzar en el programa de gobierno que los llevó a La Moneda.

En la práctica, la decisión del mandatario de incluir a esas fuerzas -las que vetaron de su pacto electoral de primarias hace solo nueve meses-, evidencia una reconfiguración de la coalición que le dará sustento a su gobierno, la que hasta ahora recaía principalmente en Apruebo Dignidad.

Boric es consciente, y así lo ha dicho tanto pública como privadamente, que la representación que lograron en las pasadas parlamentarias no es suficiente para avanzar en las reformas comprometidas. De hecho, Apruebo Dignidad solo cuenta con 37 diputados y 5 senadores en el próximo Congreso. Por lo mismo, dicen en su círculo, el mandatario electo entendió que la única vía para sumar de forma sostenida y leal los 28 votos que el “Socialismo Democrático” tiene en la Cámara Baja y los 13 que tiene en el Senado, era no dar un trato diferenciado a sus fuerzas.

“No hay partidos de primera y segunda categoría”, repitieron como un mantra Piergentilli y Morales cuando trascendió hace algunas semanas el diseño que estaba afinando el mandatario para conformar sus equipos.

Fuentes del futuro gobierno reconocen que en las conversaciones con el PS, Elizalde les insistió en que era insostenible para ellos avalar una situación de “maltrato” a sus aliados. Así, durante los intercambios con el mandatario, los socialistas lo instaron a incorporarlos también a nivel ministerial.

“Hemos tenido una reunión muy fructífera en que hemos reiterado nuestra voluntad a contribuir en que su gobierno sea exitoso. Nos parece fundamental que las transformaciones que los chilenos demandan se hagan realidad y para eso es imprescindible que el gobierno realice de muy buena forma su tarea. En ese contexto, el presidente electo, Gabriel Boric, nos ha manifestado su voluntad de ampliar la base de apoyo político y social de su gobierno”, ratificó tras la cita el timonel PS, quien actuó de vocero de sus aliados.

Hasta ahora, los socialistas tienen asegurados los ministerios de Defensa con Maya Fernández, Vivienda y Urbanismo con Carlos Montes y la Cancillería, que asumirá la independiente-PS Antonia Urrejola. Además, fuentes de la futura administración señalan que el partido liderado por Elizalde asumirá la titularidad del equipo económico a través del actual presidente de Banco Central, Mario Marcel, quien tiene previsto comunicar públicamente su renuncia a primera hora de este viernes al organismo para asumir en el Ministerio de Hacienda.

De hecho, el economista tenía agendada para este viernes una reunión con las actuales autoridades de esa cartera. Sin embargo, informó que no podrá asistir y que los reemplazará el vicepresidente Joaquín Vial. Al cierre de esta edición, el economista estaba en su casa a la espera del resultado de PCR, tras haber sido contacto estrecho de un familiar.

Su aterrizaje en el equipo económico y político deja en una posición privilegiada al PS, partido en el que militó hasta su llegada al Banco Central, incluso respecto de fuerzas que integran Apruebo Dignidad.

En el PPD, en tanto, el nombre más probable para incorporarse al gabinete es la exsubsecretaria de Salud del primer gobierno de Michelle Bachelet y militante de esa colectividad, Jeanette Vega. Ese partido solo tendría un ministerio asegurado, al igual que sus socios del PR y el PL.

Entre los radicales el nombre que más ha circulado es el de la diputada Marcela Hernando, quien asumiría en Minería, mientras que los liberales estarán a cargo de Obras Públicas.

Cita con Apruebo Dignidad
El mensaje de Boric a la centroizquierda estuvo antecedido por una reunión con los partidos de Apruebo Dignidad. En esa cita -en la que llegaron los timoneles Guillermo Teillier (PC) y Margarita Portuguez (RD), las vicepresidentas Carolina García (Comunes) y Francisca Perales y la representante del FRVS, Flavia Torrealba- el mandatario electo le informó a su coalición del encuentro que sostendría horas más tarde y les confirmó que esas fuerzas se sumarían a su gobierno.

No obstante, en el encuentro, el futuro gobernante fue enfático en señalar que todas las figuras que integren el gabinete están comprometidas de forma irrestricta con el programa de gobierno.

Teillier, señaló tras la cita que “el Presidente volvió a reiterar el criterio de la amplitud para instalar el gobierno, sobre todo para facilitar el cumplimiento del programa y lo que viene también de asegurar que la Convención Constitucional logre su trabajo y llegar al plebiscito de salida sin problema”.

Quienes han conversado con Boric señalan que el mandatario electo entiende que sumar a fuerzas extra Apruebo Dignidad a su gabinete es una concesión que tendrá costos internos en la coalición electoral que los llevó a ser gobierno. De hecho, dicen las mismas fuentes, el frenteamplista tiene claro que en sectores más a la izquierda del bloque su determinación podría generar críticas.

Con todo, Boric reiteró ayer que el gabinete será diverso, con amplia participación de independientes y con más mujeres que hombres.

En el esquema que se manejaba, hasta el cierre de esta edición, el comité político de La Moneda estará conformado por quienes hasta hoy han integrado el círculo más estrecho de Gabriel Boric: Izkia Siches se convertirá en la primera mujer en la historia en asumir el Ministerio del Interior, mientras que la mano derecha del mandatario, Giorgio Jackson, liderará la Segpres. A su vez, Camila Vallejo sería la carta más segura para asumir la vocería de gobierno a través de la Segegob.

Original de La Tercera

/psg