Cuando pensamos en el tema de las hadas, la mayoría de las personas recuerdan las historias de la infancia. Sin embargo, existe una tendencia creciente entre aquellos que creen en las hadas como verdaderas criaturas espirituales en la actualidad. Sin embargo, los teósofos (estudiantes de la ley natural, de la filosofía antigua y moderna e incluso de las ciencias exactas) afirman que las hadas pueden observarse cuando se activa el tercer ojo. Dicen que estos seres nunca se han encarnado previamente como seres humanos y se considera que están en una línea separada de evolución espiritual llamada ‘evolución dévica’.

Eventualmente, sus almas avanzan a medida que reencarnan. Entonces las hadas son en realidad elementales, seres suprasensibles conectados con los elementos de la tierra. Se cree que las hadas poseen un cuerpo etérico (un cuerpo es la primera o más baja capa en el campo de energía o aura humana). Los expertos en la materia consideran que están en contacto inmediato con el cuerpo físico, para sostenerlo y conectarlo con cuerpos superiores que se componen de materia etérica, por lo que en un lenguaje más simple, sus cuerpos son menos densos que los nuestros. De ahí la razón por la cual la mayoría de la gente no ve hadas. ¿Pero que ocurriría si alguien consiguiera una evidencia de su existencia? Esto mismo es lo que ha ocurrido en una ciudad de Inglaterra.

Un hada real

Una peculiar grabación de video en Inglaterra muestra una desconcertante anomalía alada, que algunos han comparado con un hada, volando fuera de la casa de una familia. Según informa el periódico británico The Sun, el extraño momento fue grabado el pasado domingo por la noche por la cámara del timbre de la casa de Alicia Stoddart en la ciudad inglesa de Hemel Hempstead.

Mientras visitaba la casa de sus padres en la comunidad de Clacton esa noche, el sistema de seguridad la alertó de que algo extraño estaba sucediendo en su casa. Cuando revisó su teléfono para ver qué había activado la cámara, Stoddart se quedó atónita al ver lo que parece ser una pequeña figura blanca con un considerable par de alas.

“Lo primero que pensé fue ‘Dios mío, es un hada’”, recordó Stoddart. “Nos devanamos los sesos tratando de pensar qué podría ser y buscando en Google a los posibles culpables.”

Sin embargo, según Stoddart, no pudieron encontrar qué tipo de criatura prosaica podría explicar la anomalía similar a un duende.

“Ninguno coincidía con el contorno y el tamaño de la imagen”, explicó Stoddart, convencida de que la única explicación es que se trataba de un hada real.

Como uno podría imaginar, los tres hijos de Stoddart estaban particularmente encantados con el video, específicamente su hijo, que es un creyente de la magia, y curiosamente resulta que en este momento está a punto de caerle un diente.

Por su parte, los más escépticos dicen que el ‘hada’ en el video es simplemente un insecto, tal vez una polilla, que pasó delante de la cámara y su apariencia sobrenatural es simplemente un efecto provocado entre las luces y las sombras. Si bien es una posibilidad, Stoddart reflexionó que todos necesitamos un poco de magia y fe en nuestras vidas”, especialmente durante estos tiempos complicados.

Hay que decir a los escépticos que no es nada extraño creer en hadas. En 2020, John Hyatt, director del Director del Instituto de Investigación e Innovación en Arte y Diseño (MIRIAD) de la Universidad Metropolitana de Manchester, publicó unas sorprendentes imágenes de lo que él afirmó que son unas pequeñas criaturas aladas. Hyatt insistió en que sus fotografías eran completamente reales y no fueron editadas.

Y más sorprendente aún fue unas pruebas de rayos X realizadas en 2018 al cuerpo sin vida de una misteriosa criatura con características humanoides y con pequeñas alas que se encuentra en una oficina en la Ciudad de México. Los científicos demostraron que tenía una estructura esquelética biológica real y que era el cadáver de una criatura muerta, y no un engaño. Por lo que tal vez, las hadas realmente existan.

Mundoesotericoparanormal.com

/psg