La ministra Secretaria General de Gobierno, Camila Vallejo, expresó este jueves la distancia con la que el Ejecutivo observó los comentarios realizados por el alcalde de Recoleta y ex candidato presidencial del PC, Daniel Jadue, quien en un encuentro con el líder de Venezuela, Nicolás Maduro, valoró el respeto a los DD.HH. en ese país.

Tras ser consultada sobre el tema en una entrevista con la Radio Universidad de Chile, la secretaria de Estado señaló que “soy vocera de un gobierno, de un colectivo que es diverso y entiendo que hay posiciones que puedan ser personales, viajes que pueda tener Daniel Jadue, que son definiciones personales”.

A su juicio, la postura del jefe comunal corresponde a “pronunciamientos que son personales y son respetables en ese marco”. Sin embargo, recalcó que “nuestro gobierno define su política internacional en función de miradas mucho más amplias, el Presidente lo ha dicho además y es algo que hemos enfatizado permanentemente”.

“Más allá de nuestras observaciones y nuestras aproximaciones a los proyectos que sostienen distintos gobiernos en el mundo y no solamente me refiero a Venezuela, Nicaragua, Cuba, Argentina, EE.UU., Israel, en fin, más allá de eso y de las posiciones que haya respecto a estos países, el respeto irrestricto a los DD.HH.”, subrayó.

En esa línea, Vallejo sostuvo que “por eso nosotros hemos sostenido una política internacional basada en eso y lo ha dicho tanto nuestra canciller como el Presidente de la República”.

“Entonces, todas las personas en nuestro país pueden tener opiniones que son distintas y diversas, pero el compromiso del gobierno en materia de política internacional, sosteniendo obviamente relaciones internacionales con diversos países, es el respeto irrestricto a los DD.HH. y su promoción”, concluyó.

Cabe recordar que este miércoles, durante la celebración de la Cumbre Internacional contra el Fascismo organizada por el régimen de Maduro, Jadue saludó a las Fuerzas Bolivarianas venezolanas, “porque en nuestro país los militares se han puesto más de una vez al servicio de un país extranjero para derrocar a su propio gobierno”.

Asimismo, valoró que “eso es muy distinto a lo que uno ve aquí, cuando mira unas Fuerzas Armadas que son incapaces de ponerse contra su propio pueblo para servir a los intereses de un país extranjero”, junto con declararse “muy bien impresionado” sobre la situación de derechos humanos en Venezuela.

“En mi país cuando se violan los DD.HH. nunca hemos visto que un violador de DD.HH. sea perseguido por la justicia. Saber que, en este país, donde todos dicen que no hay separación de poderes, enterarnos y poder contarle al mundo que hay cientos de agentes del Estado condenados por violaciones a los derechos humanos, nos parece sorprendente”, indicó.

Los dichos del ex abanderado comunista provocaron críticas en la centroizquierda, donde varios parlamentarios y líderes cuestionaron sus expresiones, asegurando que el alcalde se ha transformado en “el principal opositor que tiene el presidente Boric”, lo cual “está generando un tremendo daño a la unidad” del oficialismo.

/psg