Pese a la gran cantidad de incendios forestales registrados a finales y principios de año, desde la Corporación Nacional Forestal (Conaf) informaron que el número total de siniestros en lo que va del 2022 es inferior al mismo periodo de tiempo en 2021. No obstante, desde la institución proyectan que la ocurrencia de daños que dejarían los siniestros en esta nueva temporada serán mayores.

En detalle, desde la Corporación explicaron que a la fecha se registran 1.145 incendios forestales, es decir, 343 menos que en enero de 2021, cuando se detectaron 1.488. A su vez, en cuanto a las hectáreas consumidas, se contabiliza cerca de un 58% menos este año, que en el mismo periodo de tiempo en 2021.

Pues, acorde con las cifras de la ocurrencia y daños de incendios forestales de la Corporación Nacional Forestal, entre el 1 y el 31 de enero de 2021, hubo 18.691 hectáreas consumidas. Mientras que en lo que va del 2022, se han registrado 7.853 hectáreas de terreno afectadas por las llamas.

A su vez, desde Conaf precisan que la mayor cantidad de siniestros se registran entre las regiones de La Araucanía y el Biobío, situación que se repite cada año. En detalle, en enero de 2021, en el Biobío hubo 697 incendios forestales y en La Araucanía, 238, por lo que nuevamente las cifras son menores en comparación a lo que va del 2022.

Lo anterior, debido a que este año, en el Biobío se han registrado 402 siniestros, mientras que en La Araucanía 210. Situación que se refleja en las hectáreas consumidas, ya que en 2021, en el Biobío hubo 3.417 y en La Araucanía 4.860, mientras que este 2022, van 427,35 y 1.711 afectadas, respectivamente.

En conclusión a los resultados, Aída Baldini, gerenta de Protección Contra Incendios Forestales de Conaf, señaló a Emol que, tomando en consideración el mes de enero de cada año, “la situación ha sido similar, sólo de enero porque esta temporada ha sido más compleja y empezó mucho antes”.

Situación según temporada

En esa línea, es importante destacar que para la Corporación Nacional Forestal, las temporadas se miden del 1 julio al 30 de junio del año siguiente. Y, en relación a eso, Baldini asegura que la “temporada pasada ( de julio 2020 a junio 2021) fue bastante más suave, en relación a cualquier otra temporada, pero tuvo un mes de enero muy complejo”.

“A diferencia de este enero (2022), hemos tenido incendios muy complejos, pero la superficie ha sido menor o prácticamente igual”. En ese sentido, la gerenta menciona que: “Enero, en general es un mes complejo, sabemos que no llueve. Las temperaturas son muy altas, por lo tanto es lo más complejo de la temporada y esta temporada está siendo muy compleja”.

Si se toma en consideración la explicación de Baldini, y al comparar la situación por temporada, se puede concluir que entre julio de 2021 y este 31 de enero, hubo menos incendios forestales, pero la cantidad de hectáreas consumidas ha sido muy superior a la temporada anterior (2020-2021).

Exactamente, entre julio de 2020 y junio de 2021, hubo 4079 incendios forestales, mientras que la temporada presente van 3.685, es decir, un -10% a la fecha. No obstantes, la gran diferencia se registra en la superficie afectada, ya que hubo 24.834 hectáreas consumidas entre julio de 2020 y junio de 2021, pero en la temporada presente van 39.661, es decir, un 60% más.

“En general, sabemos que este mes de febrero va a ser muy complejo, porque no hay lluvias que podamos ver en los pronósticos y el problema es que ya está todo tan seco, que se hace un poquito independiente la temperatura, por lo tanto cualquier chispa o fuente de calor, es capaz de provocar un incendio”, prevé Aída Baldini que será la situación en el próximo mes.

/psg