De acuerdo a la agencia The Associated Press, el principal funcionario chino de control de enfermedades, Gao Fu, aseguró que la efectividad de la vacuna es baja y que el Gobierno de su país está considerando mezclarlas con otras para darle mayor fuerza. Más tarde, en entrevista con el diario oficial chino Global Times, Gao indicó que se trataba de “un completo mal entendido”. De las casi 12 millones de dosis aplicadas en Chile, 10,5 millones de ellas corresponden a Sinovac. Las autoridades chilenas resaltaron que, aparte de esperar información oficial al respecto, siempre ha estado claro que la eficacia de Sinovac es para evitar la muerte de los pacientes.

Las 2 frases. Las vacunas chinas contra el coronavirus, las de las farmacéuticas Sinovac y Sinopharm, “no tienen tasas de protección muy altas”, aseguró el director de los Centros chinos de Control de Enfermedades, Gao Fu, durante una conferencia el sábado en la ciudad suroccidental de Chengdu.

  • De acuerdo al reporte de la agencia The Associated Press, realizado desde Beijing y Taiwán, el funcionario añadió: “Ahora se considera oficialmente si deberíamos utilizar diferentes vacunas de distintas líneas técnicas para el proceso de inmunización”.
  • Este domingo, sin embargo, Gao Fu apareció refutando las afirmaciones de algunos medios de comunicación extranjeros cuando aseguraron que él “admitió” que las vacunas chinas tienen una tasa de protección baja. “Fue un completo mal entendido”.
  • En una entrevista con el diario oficial chino Global Times, Gao indicó que una forma que podría mejorar la eficacia de las vacunas es la de inocular con vacunas con otro tipo de tecnologías.
  • “Las tasas de protección de todas las vacunas en el mundo son a veces altas y a veces bajas. Cómo mejorar su eficacia es una cuestión que los científicos de todo el mundo deben considerar”, dijo Gao.

Posición de Chile. El gobierno chileno está a la espera de un pronunciamiento oficial de Sinovac, de la entidad certificadora de ese país o del régimen de Xi Jinping antes de entregar una posición al respecto.

  • Se recalca, de todas formas, que lo que se ha comprobado -y dicho- es la eficacia de Sinovac para evitar las muertes en un 100% para pacientes graves; 75%, para casos moderados, y 56%, para los leves que no requieren hospitalización, de acuerdo al último reporte de la U. de Chile.
  • De las casi 12 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus aplicadas en Chile, 10,5 millones de ellas corresponden a Coronavac, de la farmacéutica Sinovac. Chile ha recibido casi 13 millones de dosis de Sinovac. El último embarque, de un millón de vacunas, llegó este sábado.

ARN mensajero. Aunque Gao no dio detalles de posibles cambios en la estrategia, de acuerdo a la agencia The Associated Press, esta vez mencionó el ARN mensajero —pese a que en el pasado lo había puesto en tela de juicio— que es la tecnología utilizada por fabricantes occidentales de vacunas, entre ellas la de Pfizer. Las farmacéuticas chinas, en cambio, usaron técnicas asentadas.

  • “Todo el mundo debe considerar los beneficios que pueden traer a la humanidad las vacunas de ARN mensajero. […] Debemos seguirlo con cuidado y no ignorarlo sólo porque ya tengamos varios tipos de vacunas”, afirmó.

Cuestionamientos iniciales. Anteriormente Gao —de la misma forma que lo hicieron medios estatales chinos— había cuestionado la seguridad de las vacunas de ARN mensajero. Dijo en diciembre —según un reporte de la agencia de noticias china Xinhua— que no podía descartar efectos secundarios negativos con esa tecnología, ya que era la primera vez que se empleaban esas vacunas en personas sanas.

Avances. Según la agencia The Associated Press, durante una conferencia de prensa este domingo funcionarios chinos no respondieron directamente a preguntas sobre lo que dijo Gao, sin embargo, otro miembro del Centro de Control de Enfermedades, Wang Huaqing, sí aclaró que se estaba trabajando en vacunas de ARN mensajero.

  • “Las vacunas de ARN mensajero desarrolladas en nuestro país también han entrado en la fase de ensayos clínicos”, dijo Wang.

Mezclar o reforzar. No es la primera vez que se habla de mezclar vacunas o aplicar una tercera dosis tras un largo período de espera. De hecho, investigadores británicos están estudiando una posible combinación de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca.

100 millones. A comienzos de mes casi 100 millones de personas en el mundo habían recibido las vacunas chinas, y 34 millones de ellas ya tenían las dos dosis inicialmente requeridas. Las vacunas fabricadas Sinovac y Sinopharm se han exportado a 22 países.

/psg