El actor y directores estadounidense George Clooney le ha pedido a la prensa no publicar imágenes de sus hijos para evitar ponerlos en peligro.

El ganador del Oscar dijo que su esposa Amal Clooney, como abogada de derechos humanos, lidia con personas peligrosas, lo que podría dejar a sus hijos como blanco en caso de que alguien quiera vengar su trabajo.

“El tipo de trabajo que mi esposa realiza la lleva a confrontar y juzgar a grupos terroristas, por lo que debemos tomar todas las precauciones posibles para mantener a nuestra familia a salvo”, dijo el protagonista de “Ocean’s 11″ en una carta abierta que fue publicada en la revista Variety.

“No podemos proteger a nuestros hijos si una publicación coloca sus rostros en la portada”, agregó.

El actor de 60 años mencionó en su carta al Daily Mail y otras publicaciones, y dijo que decidió escribir la carta al ver que circulaban fotos del hijo de un año de la actriz Billie Lourd. Lourd, de 29 años, es hija de la fallecida actriz Carrie Fisher.

“Habiendo visto fotos del bebé de un año de Billie Lourd en sus publicaciones, y tras el hecho de que posteriormente hayan quitado esas fotos, les pedimos que se abstengan de poner las caras de nuestros hijos en sus artículos”, expresó Clooney en el texto.

“Soy una figura pública y acepto las a veces invasivas fotos como parte del precio que tengo que pagar por hacer mi trabajo”, escribió Clooney, quien tiene gemelos de cuatro años con su esposa Amal. “Nuestros hijos, sin embargo, no han asumido ese compromiso”.

“Nunca vendimos una foto de nuestros hijos, no estamos en redes sociales y nunca publicamos fotos porque eso podría poner sus vidas en peligro. No se trata de paranoia, sino de asuntos reales, con consecuencias reales”, explicó.

“Esperamos que todos estén de acuerdo en que la necesidad de vender publicidad no es mayor a la necesidad de mantener a niños inocentes de ser un blanco”, añadió.

George y Amal Clooney, 43 años, se casaron en septiembre de 2014 en una boda por todo lo alto de cuatro días en Venecia, y se convirtieron en padres en junio de 2017. Ambos han mantenido desde entonces a sus hijos lejos del foco mediático y han llegado a demandar a todos aquellos que han intentado obtener fotos de Alexander y Ella.

Clooney ya ha enfrentado al Daily Mail, el tabloide británico que ha exportado exitosamente a Estados Unidos su periodismo sensacionalista centrado en las celebridades gracias a una popular versión web.

El actor de “Gravity” acusa al diario de haber inventado una nota en la que afirmaban que su futura suegra se oponía a su matrimonio en 2014.

El diario se disculpó, pero Clooney agradeció la disculpa sin aceptarla.

Amal Alamuddin está especializada en derechos humanos y derecho internacional. Su trabajo ha incluido la representación de víctimas de atrocidades en Irak, de personas que luchan por la libertad de expresión en Egipto y la colaboración con las Naciones Unidas en las investigaciones sobre la guerra civil en Siria.

/psg