+“Esta carta la mandan los niños, por tanto pedimos al Presidente que también la lea”.

Así el jefe de bancada de los diputados UDI, Jorge Alessandri, se refirió al documento que entregaron la mañana de este viernes en la Oficina de Partes de La Moneda.

La misiva dirigida al Presidente, Gabriel Boric tiene como objetivo solicitarle al Mandatario que le dé urgencia al proyecto Aula Segura II -impulsada por el gremialismo- y que busca no dar beneficios del gobierno a secundarios que quemen buses y cometan desórdenes.

Según Alessandri la carta “la mandan los niños que no queman sus colegios, que no queman buses, que no atacan a profesores y directivos, los que sí quieren estudiar (…) la mandan los niños de liceos emblemáticos que ven cómo destruyen su establecimiento, como queman micros afuera y cómo destruyen su sueño de movilidad social, de lograr mayor prosperidad para ellos y sus familias”.

Su compañera de tienda, Flor Weisse agregó que “lo que pretendemos acá es que el Estado pueda sancionar a través de no otorgar beneficios a los estudiantes secundarios que provocan daño a la propiedad pública y privada. Particularmente el destrozo que hemos visto en muchas de las regiones y que entonces no puedan tener beneficios para acceder a la educación universitaria”.

Mientras que su par Cristhian Moreira sostuvo que “lo que hacen un puñado de jóvenes que desgraciadamente actúan como verdaderos delincuentes, impidiendo a la gran mayoría de los alumnos a poder educarse. Esta medida es de sancionar a aquellos que destruyen la propiedad educacional, porque le hacen un gran daño al resto. También hemos visto cómo han atemorizado a los profesores de los colegios”.

Juan Antonio Coloma explicó que “lo que nosotros queremos es que una persona que no es capaz de mantener una vida en común, una persona que está dispuesta a quemar con un overol blanco un establecimiento educacional, quemar una micro, no pueda acceder a gratuidad universitaria”.

“La pregunta es: ¿por qué todo Chile le va a tener que financiar la educación a una persona que está quemando las micros, quemando su propio establecimiento, lanzando bombas molotov a Carabineros? A esas personas les queremos decir fuerte y claro, que con el proyecto que estamos presentando estamos buscando que estas personas sepan que no van a poder optar a los beneficios del Estado”, complementó.

Mientras que Cristian Labbé indicó que “le pedimos al Presidente que se ponga los pantalones y sea capaz de tomar y escoger esta carta, leerla. Al igual que lee la carta de los niños, lea la carta que los parlamentarios le estamos enviando para que termine la fiesta de los estudiantes que le quieren privar a otros estudiantes de estudiar”.

“Quemar un establecimiento, quemar una micro, no tiene perdón de Dios”, cerró.

Finalmente, el UDI Álvaro Carter sostuvo que “la educación es de todos los chilenos y más importante, es de los jóvenes y los niños”.

“Este proyecto va a buscar que aquellos que estén con overol blanco y que no sean de los colegios, sean infiltrados y sean estudiantes universitarios, también pierdan todo beneficio. Porque destruir un bus, un local, no es de un país que quiera estar en paz. Si los violentistas quieren seguir en este actuar, nuestra obligación como parlamentarios es endurecer las penas”, concluyó.

/psg