La ONU dijo que quiere saber dónde se encuentra la campeona china de tenis Peng Shuai, quien desapareció de la esfera pública hace dos semanas, tras denunciar que había sido víctima de abusos sexuales por parte de un expresidente de su país.

“Enfatizamos que es importante saber dónde está y conocer cuál es su estado de salud”, dijo la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Liz Throssell, al ser preguntada sobre este caso.

Recordó que se desconoce el paradero de la deportista desde que formuló esas alegaciones contra el político Zhang Gaoli, quien fue vicepresidente entre 2012 y 2017.

Throssell señaló que, además de que Peng reaparezca, será importante “investigar sus denuncias”.

Peng lideró en 2012 el ranking mundial de dobles y ganó en Wimbledon y Roland Garros, lo que la llevó a la cúspide del tenis en su país.

La Asociación Femenina de Tenis ha expresado su inquietud por la seguridad de la jugadora, sobre todo después de que la televisión estatal CGTN presentase una supuesta carta de la tenista negando que estuviese desaparecida, afirmando que solo está descansando en su casa y que las acusaciones de abuso sexual no son ciertas.

A principios de este mes, Peng, de 35 años y actual número 189 del mundo, afirmó a través de su perfil de la red social Weibo que Zhang, de 75 años, la había violado, en una publicación que desapareció de internet veinte minutos después.

Por su parte, la ONG Amnistía Internacional (AI) pidió el jueves a las autoridades chinas que demuestren la “seguridad” y el “paradero” de Peng Shuai, al tiempo que exigió que se investiguen las denuncias formuladas.

La investigadora de AI sobre China Doriane Lau ha señalado que el régimen chino “ha silenciado sistemáticamente el movimiento ‘Me too’ en el país”. En este contexto, y “habida cuenta de que además tiene un enfoque de tolerancia cero respecto a las críticas, resulta sumamente inquietante que Peng Shuai parezca estar en paradero desconocido tras haber acusado a un ex alto cargo del Gobierno de agresión sexual”, ha agregado.

Mientras que el CEO de la Asociación de Tenis Femenino (WTA), Steve Simon, advirtió que no dudarán en cancelar los negocios en China si no se esclarece lo acontecido tenista.

El mandatario, durante una entrevista concedida a CNN, remarcó que la Federación está dispuesta a asumir las pérdidas millonarias que le supondría cancelar sus lazos con el país asiático si no se aclara el caso en torno a la deportista. “Estamos dispuestos a retirar nuestros negocios de allí y lidiar con todas las complicaciones que conlleva porque esto es realmente mucho más importante que el negocio. Las mujeres deben ser respetadas y no censuradas”, remarcó. Vale aclarar que la WTA cuenta actualmente con varios certámenes en China, como las Finales en Shenzhen.

Una de las figuras del circuito en mostrarse en contra de lo acontecido fue la estadounidense Serena Williams. “Estoy desolada y conmocionada al conocer la noticia de mi compañera Peng Shuai. Espero que esté a salvo y que la encuentren lo antes posible”, escribió la ex número uno del tenis mundial en su cuenta de Twitter. “Esto debe ser investigado y no debemos permanecer en silencio”, sostuvo en el mensaje que escribió en Twitter, acompañado de una foto de una sonriente Peng con la frase “#WhereIsPengShuai” (‘¿Dónde está Peng Shuai?’). “Enviando amor a ella y a su familia durante este momento increíblemente difícil”, añadió.

Antes del reclamo de Serena, otras figuras del tenis mundial como el serbio Novak Djokovic o la japonesa Naomi Osaka habían expresado públicamente su preocupación por el estado de Shuai, antigua número uno del mundo en dobles, quien no ha sido vista desde hace dos semanas coincidiendo con la denuncia de agresión sexual que formuló contra el ex viceprimer ministro Zhang Gaoli.

/psg