En los comandos presidenciales de Chile Vamos, Apruebo Dignidad y la Unidad Constituyente sacan la calculadora para ver cuál de sus rivales les conviene que salga vencedor en las primarias de mañana. Algunos ya han definido estrategias para enfrentar a quienes asoman como los posibles vencedores: Joaquín Lavín (UDI) en el oficialismo y Daniel Jadue (PC) en la oposición. Pero una eventual sorpresa de Sebastián Sichel y Gabriel Boric podría rebarajar las estrategias de cara a la primera vuelta.

Joaquín Lavín (UDI)

En el comando de Joaquín Lavín (UDI) piensan que el mejor escenario es enfrentar a Daniel Jadue, pues el alcalde de Recoleta representa el otro extremo político. Y solo con ese escenario, dicen, han trabajado. Calculan que el electorado en Chile estaría más por una postura moderada que apele al centro político, como la del exjefe comunal de Las Condes.

En la misma línea, apuntan a que Jadue ha entregado propuestas que podrían no gustar a la gente. Eso, afirman, podría generar un clima anticomunista en la primera vuelta, como en parte ocurrió en la campaña presidencial de 2017 con Sebastián Piñera.

Esa vez, los detractores del senador Alejandro Guillier apelaron al concepto de “Chilezuela” y al temor en la ciudadanía de que en el país se produjera un contexto similar al de ese país.

Sebastián Sichel (ind)

En el comando del exministro de Desarrollo Social creen que Jadue es más “ganable”, pues representa un extremo, a diferencia de Boric, que es más moderado.

El diagnóstico que realizan es que el alcalde de Recoleta ha cometido errores graves en su campaña, como cuando abordó un posible cierre de pymes que no paguen cierto sueldo a sus empleados.

En el equipo del independiente creen que en Chile es más difícil que los electores voten por un comunista que por alguien del Frente Amplio. Sin embargo, otros piensan que Sichel es competitivo tanto ante Jadue como ante Boric.

Ignacio Briones (Evópoli)

Aunque cercanos al abanderado presidencial de Evópoli, Ignacio Briones, creen que el exministro de Hacienda disputará el tercer lugar con su par de RN, Mario Desbordes, ante el supuesto de que gane el domingo, consideran que es más fácil que en la vereda opuesta gane la carta PC, Daniel Jadue. Esto, pues creen que es un mal candidato, que ha cometido errores en sus debates. “Juega en solitario” y se puede apelar a que haya algún “anticomunismo”, afirman, mientras que Boric representa más renovación y se ve “más preparado”. En todo caso, hay quienes en su comando transmiten que no se han puesto en ese escenario y que es indiferente quién se imponga en la centroizquierda.

Mario Desbordes (RN)

Aunque en su comando no pierden la esperanza de que el abanderado de RN, Mario Desbordes, dé una sorpresa debido a que creen que el escenario está abierto en las primarias, saben que es complejo que el exministro de Defensa se imponga en los comicios de mañana.

Como sea, en el escenario de que Desbordes gane, en su equipo creen que le conviene, sin dudarlo, que en la oposición se imponga en las primarias el abanderado del PC, Daniel Jadue. Esto, por una razón muy simple:la figura de Jadue, sostienen, genera “temor” en el electorado de centroderecha debido a las propuestas que ha levantado durante la campaña.

Ello, agregan, generará que se movilice más al electorado del sector, mientras que con Gabriel Boric (FA) el escenario podría ser más incierto.

Gabriel Boric (CS)

En el Frente Amplio creen que a Boric le conviene que gane Lavín, ya que con él pueden marcar las diferencias con mayor claridad, algo que no ocurriría con Sichel, quien representa una postura más centrista que el exalcalde de Las Condes.

En ese sentido, para Boric sería más fácil hacer contrastes en algunos temas que complican a Lavín, como los asuntos valóricos.

Un escenario con el UDI en primera vuelta -apuestan- haría que el votante de centro busque posturas más moderadas, pudiendo traspasarse hacia la centroizquierda. Ahí, el desafío de Boric sería competirles a otros candidatos que representen ese mundo, como podría ser la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), la carta PS Paula Narváez u otros abanderados de Unidad Constituyente que llegaran a esa instancia.

Daniel Jadue (PC)

En el comando del alcalde de Recoleta piensan que a éste le conviene más que gane Lavín. Calculan que su problema es que por su postura política no puede dirigir su discurso hacia el electorado de José Antonio Kast, ni tampoco a uno más de centro, como la DC, lo que implica que termine entre ambas fuerzas sin convocar más mayorías.

A juicio de los comunistas, Sichel -sin embargo- es más complicado, pues puede apelar a un electorado más cercano a la Falange, mientras que un discurso de Kast -en caso de llegar a primera vuelta- le afecta menos, al ser él alguien más moderado.

Sostienen que Lavín es un candidato que puede pasar a segunda vuelta, pero que su problema para convocar a la DC en un balotaje lo pone cuesta arriba para competir contra Jadue en una segunda vuelta. Sin embargo, creen que es irrelevante quién pase, pues con cualquiera de los cuatro pueden marcar sus diferencias.

Paula Narváez (PS)

Aunque no compite en esta primaria, en el equipo de la abanderada PS piensan que un escenario con Jadue y Lavín es el óptimo, pues la presidencial se polariza con ambos, lo que favorecería a la centroizquierda al tener una postura más moderada.

En el sector aseguran que ese desenlace le permite al socialismo democrático copar el amplio espectro de electores que no se sienten representados por los extremos, algo que no sucedería si gana Sichel.

Yasna Provoste (DC)

Los adherentes de la presidenta del Senado tienen similar pronóstico que el equipo de Paula Narváez (PS), de que les conviene enfrentar a Jadue y a Lavín, pues así el centro político se ve beneficiado ante dos extremos.

“Si gana Boric, nuestras posibilidades se estrechan enormemente. El que tengamos la opción de la centroizquierda de cambio profundo con gobernabilidad es más factible cuando tenemos a los extremos a Jadue y a Lavín”, dice un alto representante de la Unidad Constituyente.

José Antonio Kast (Partido Republicano)

Los Republicanos dicen que delinearon su estrategia para enfrentar a Jadue y a Lavín. En la tienda creen que es “más conveniente” para Kast competir con el exalcalde: le sería más fácil diferenciarse, pues Lavín apuntaría hacia el centro para ganar adhesión en primera vuelta. Sin embargo, en la centroderecha apuntan a que sería más fácil para JAK crecer en el sector si es que Sichel gana la primaria. Con Jadue, en tanto, afirman que han dado la “pelea” hace mucho tiempo, diciendo que se debe derrotar al comunismo.

Lista del Pueblo

Si bien la Lista del Pueblo anunció el 14 de junio que competiría en la presidencial, aún no tiene un candidato definido. Y aunque han sonado opciones como el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, o el dirigente Diego Ancalao, ninguna ha sido confirmada e incluso puede que no lleven. Cualquiera sea la opción, y bajo la premisa de que no les gusta ni Jadue ni Boric, para ellos sería menos incómodo votar por la carta PC, lo que no necesariamente implica un apoyo, por su postura antipartidos.

/psg