Tras la detención del principal sospechoso, desde la familia de los hermanos asesinados en El Bosque revelaron una extraña situación que se dio en medio del funeral de las víctimas.

Sebastián Ubilla, tío de Catalina (14) y Rubén (18), confirmó que «quedamos impactados con mi sobrino, con mi hermano, en el momento que sepultamos a mis sobrinos».

«Obviamente yo estaba mal. Me coloqué en un rincón, se acercó mi sobrino en son de tirarme una talla dentro de todo esto, y en ese momento me dijo ‘tío, lo vinieron a ver’. ‘¿Quién’, pregunté. Me dijo ‘su polola’. Pegamos una mirada y vimos a una persona con peluca», contó.

En entrevista con Bienvenidos, Ubilla afirmó que «se asemejaba a él (imputado), era flaco. Nosotros lo tomamos como una gracia, porque se veía que era alguien disfrazado. No le dimos importancia, pero si alguien se hubiese acercado a corroborar si era él o no, entonces se salvó».

Antecedentes

A modo de esclarecer este antecedente, Amaro Gómez-Pablo explicó el motivo de estas preguntas.

«Este antecedente no es fortuito, hemos hecho la pregunta porque hemos sabido de parte de varios testimonios de que Fernando (detenido por el crimen), aparentemente, se vestía como mujer de noche. Lo hacía, supuestamente, para ir en búsqueda de potenciales criminales», explicó.