La Presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, canceló este lunes un viaje dentro del país por temor a un atentado, informó el Gobierno boliviano, sin aportar más detalles en espera del desarrollo de los operativos contra un supuesto “grupo criminal”.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, dijo a los medios en La Paz que fue identificado “un grupo criminal que quiere atentar contra la presidenta”.

“Hemos tenido que parar su viaje a su tierra natal”, añadió en referencia a la ciudad de Trinidad, capital de la región amazónica de Beni, de la que es originaria y que durante esta jornada celebra el 177 aniversario de su creación como departamento de Bolivia.

Murillo aseguró que fue “muy difícil poder convencer” a la Presidenta interina e incluso puso su cargo a disposición si insistía en viajar, “porque está en peligro su vida” y se trata de “un tema de seguridad de Estado”.

Finalmente la jefa de Estado provisional decidió no viajar, indicó el ministro.

Murillo afirmó que los operativos conjuntos que desde hace una semana realizan policías y militares permitieron detectar grupos que intentan acciones violentas, a los que calificó de “organización criminal con nexos con el narcotráfico” y que “quieren hacer una Venezuela en Bolivia”.

“Tenemos entes muy oscuros, estamos siguiendo los pasos”, comentó sin aportar detalle, y agregó que “les vamos a dar el máximo de detalle cuando terminemos los operativos que estamos haciendo”.

Áñez había publicado en Twitter antes de esta comparecencia de su ministro un mensaje de felicitación a su tierra natal por el aniversario: “me siento más Beniana y Boliviana que nunca. ¡Felicidades Beni!”.

La Presidenta ejerce desde el pasado martes de forma provisional con el objetivo de convocar elecciones, después de que Evo Morales saliera asilado a México tras anunciar su renuncia, denunciando ser víctima de un golpe de Estado entre la oposición y la Policía, varias de cuyas unidades estaban amotinadas en su contra.

/psg