Desde la Iglesia de San Agustín confirmaron que fue suspendida por tercer año consecutivo la procesión del Cristo de Mayo, y que este viernes sólo se realizará una misa solemne a las 17:30 horas.

La celebración religiosa, que ocurre cada 13 de mayo, se encuentra rodeada de mitos que apuntan a que cuando el crucifijo no es sacado del templo para transitar por las calles del centro de Santiago ocurren desastres en el país, específicamente, todo terremotos.

¿Qué ha ocurrido cuando no se hace la procesión?

En 1959 fue la primera vez que el Cristo de Mayo, también llamado el “Señor de los Temblores” o el “Señor de la Agonía”, no dejó la Iglesia de San Agustín un 13 de mayo. Al año siguiente ocurrió el terremoto de Valdivia, el sismo más potente del que se tiene registro.

En 1984 tampoco se llevó a cabo la celebración y volvió a registrarse un terremoto al año siguiente (1985), pero esta vez en la región de Valparaíso.

La última vez que ocurrió algo similar fue cuando la procesión no se realizó en el año 2009, y el 2010 ocurrió el terremoto del llamado 27F.

En el 2020 y 2021 también se suspendió la ceremonia por motivos de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, en estas dos últimas ocasiones no se registró ningún movimiento telúrico de alta intensidad.

Origen del terremoto de 1647

La procesión tiene origen por un terremoto registrado el 13 de mayo de 1647 en la zona central, el que dejó más de mil fallecidos y destruyó gran parte de Santiago, a excepción de la planta principal de la Iglesia de San Francisco y algunos muros de la Iglesia San Agustín, incluyendo al que sostenía al “Señor de la Agonía”.

El sismo provocó que la corona de espinas del Cristo se bajara hasta su garganta, por lo que intentaron volver a ponerla en su lugar, pero no lograron desprenderla.

Desde entonces y hasta la actualidad que la corona se mantiene en su cuello, y en tras el suceso se ordenó llevar a cabo una procesión cada 13 de mayo.

/gap