El pleno de la Convención Constitucional sometió a votación derechos sociales, y aprobó establecer un sistema de salud universal, público e integrado.

Algunos de los incisos que causaron mayor discusión en los días previos a la votación fueron rechazados, pero volvieron a comisión para ser corregidos y votarlos nuevamente. Entre ellos, el que definía que los prestadores de salud privados no podían perseguir fines de lucro, y el que plantea que pueden existir seguros complementarios privados de salud y que esos seguros no podrían duplicar el rol del Estado.

En Especial Mirada Líbero Paula Daza, exsubsecretaria de Salud Pública y actual directora ejecutiva del Centro de Políticas Públicas e Innovación en Salud de la UDD, comentó el escenario.

Vea aquí la entrevista:

Derecho a la salud en la nueva Constitución

 

/gap