Pero como agrega Max Colodro serán otros temas los que terminarán decidiendo el voto.

La economía y la seguridad, como decía Correa.

Por un lado, el Apruebo se sostiene en “la esperanza latente”, dice Colodro, de “sectores que desde el estallido social pusieron sus expectativas en un ciclo de cambios y que reactivan su confianza ante ciertos estímulos”.

Pero por otro, si finalmente gana el Rechazo, “querrá decir que el miedo y la inseguridad finalmente fueron más fuertes, que la incertidumbre política terminó cruzando esos umbrales que llevan a la gente a poner el pie en el freno”.

Un deseo al final por “asegurar un piso de estabilidad y certidumbre, sobre todo en tiempos de crisis económicos”. La lógica de “frente a la duda, abstente”, dirán algunos.

/Por Juan Paulo Iglesias, Boletín semanal de Opinión de La Tercera

/gap