Brasil volvió a registrar este martes más de 1.000 muertes en un solo día asociadas al coronavirus, pero mantiene la desaceleración de la pandemia evidenciada en las últimas semanas con los promedios más bajos del año, según las cifras divulgadas por el Ministerio de Salud.

El más reciente boletín epidemiológico oficial indicó que en las últimas 24 horas se registraron 37.613 nuevos casos y 1.106 fallecimientos, con lo que Brasil superó la trágica cifra de los 570.000 muertos.

Así, desde el primer contagio, el 26 de febrero de 2020, y de la primera muerte, el 12 de marzo del mismo año, ambos en Sao Paulo, el país acumula ahora 20.416.183 casos confirmados y totaliza 570.598 decesos.

Las cifras de este martes, sin embargo, contabilizan algunos datos del fin de semana en municipios que por falta de funcionarios solo computan los números en los días hábiles siguientes.

Según el reporte, en la nación de casi 212 millones de habitantes se han recuperado 19.313.546 pacientes del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, lo que supone el 94,5 % del total de infectados.

Otros 532.029 pacientes se encuentran en acompañamiento médico en hospitales o en sus residencias después de haber dado positivo en las pruebas clínicas.

Brasil, uno de los tres países en el mundo más afectados por la pandemia en números absolutos junto a Estados Unidos e India, registra una tasa de mortalidad de 272 decesos por cada 100.000 habitantes y una incidencia de 9.715 personas infectadas en la misma proporción.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Secretarias de Salud (Conass), el promedio de casos en la última semana subió ligeramente este martes hasta los 29.077 contagios diarios, que se distancia un poco de los 28.347 del período de 7 días finalizado domingo y fue el menor de la media semanal del año.

El número promedio de muertes diarias en la última semana, a pesar de los más de 1.000 fallecidos contabilizados entre lunes y martes, se redujo hoy a los 832 y fue el segundo más bajo del año, detrás de los 793 registrados en el período semanal que terminó el 7 de enero.

El estado de Sao Paulo, el más poblado del país con 46 millones de habitantes y localizado en la región sureste, sigue siendo el de más casos confirmados (4.179.148) y muertes (143.135).

El Gobierno de Sao Paulo dio este martes un paso importante hacia la normalización de sus actividades con el levantamiento de las restricciones de horarios comerciales y aforo para bares, cines, teatros e incluso conciertos con personas sentadas, pero con uso de mascarillas y distanciamiento.

No obstante, en Sao Paulo se mantendrán prohibidas hasta nueva evaluación las discotecas, los conciertos con personas en pie y el público en los estadios de fútbol.

De otro lado, el país superó este martes los 50 millones de personas con el ciclo de inmunización completo.

En Brasil se han aplicado 168,1 millones de vacunas, con 117 millones suministradas en primera dosis y 51,1 millones en segunda o única.

De acuerdo con el total de la población, el país ha conseguido inmunizar con dos dosis o con aplicación única a un 24,1 % de sus habitantes.

/gap