La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, anunció hoy que no buscará un nuevo mandato de cuatro años, tras un primer periodo empañado por las críticas a su respuesta al tratamiento que reciben de China los uigures y otras minorías musulmanas en la región occidental de Xinjiang.

La expresidenta de Chile hizo el anuncio en su mensaje de apertura de la sesión del Consejo de Derechos Humanos, ocasión en que mencionó que “será la última en la que informo” al organismo de 47 miembros, respaldado por la ONU. La vocera de la oficina de Derechos humanos, Ravina Shamdasani confirmó que Bachelet con esto se refería a que no buscaría un segundo mandato de cuatro años cuando termine su periodo el 31 de agosto.

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, que es el encargado de escoger al jefe de Derechos Humanos de la ONU, reiteró hace poco su apoyo a Bachelet, criticada por Estados Unidos y otros por supuestamente no hacer suficiente contra los supuestos abusos de derechos en Xinjiang durante su viaje a China el mes pasado, cuando se reunió con el presidente, Xi Jinping, y otros altos cargos.

Posteriormente, a través de su cuenta personal de Twitter, la exmandataria reiteró la información, a la vez que dio a conocer que regresará a Chile para estar con su familia.

“No buscaré un segundo mandato por motivos personales”, señaló, agregando que “es hora de volver a Chile y estar con la familia. Insto a los Estados a que identifiquen un terreno común para lograr soluciones a nuestros desafíos compartidos en materia de Derechos Humanos”.

En tanto, el Presidente Gabriel Boric reaccionó en su cuenta de Twitter a la decisión de la exmandataria y señaló: “Bienvenida de vuelta”.

/psg