Este miércoles finaliza el invierno meteorológico, y lo hace con temperaturas atípicas para la fecha, con cifras climáticas muy poco habituales para este período del año.

Por ejemplo, este domingo se registraron 30,5°C en Santiago, la quinta máxima más alta registrada en la capital desde 1950, y la temperatura más alta en agosto desde 2014. Además, la temperatura más alta en un mes de invierno en los últimos ochos años.

Raúl Cordero, meteorólogo de la Universidad de Santiago, establece que las altas temperaturas del fin de semana en la Región Metropolitana y la Quinta Región Cordillera, “están relacionadas con una configuración sinóptica que favorecía el flujo de aire desde la cordillera hacia los valles. Cuando el aire baja la ladera se comprime y gana temperatura. Este fenómeno de vientos desde el este relativamente cálidos está siempre asociado a las temperaturas extremas en los valles de la zona central”, añade.

El cambio climático afecta a gran parte del planeta. Foto: Agencia Uno.

Diego Campos, meteorólogo de la Oficina Servicios Climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), señala que hasta la fecha, en Santiago hay un déficit de precipitación del orden de 36%, en Concepción un déficit de 2%, mientras que La Serena tiene un superávit de 18%. “Esto nos muestra que los mayores déficit se encuentran en la zona centro, con la excepción de Punta Arenas que a la fecha tiene un déficit de 50%”.

“Enfocándonos en la zona central, el invierno ha tenido un comportamiento dispar en cuanto a las precipitaciones, dado que en junio dominaron mayormente las anomalías negativas”, añade Campos.

A pesar de que el cambio climático empuja las temperaturas para el alza, este invierno relativamente frío probablemente haya estado influido por el Fenómeno de La Niña. “Este enfriamiento en la temperatura superficial del mar, frente a las costas de Ecuador y Perú, modera las temperaturas máximas en buena parte de la costa del Pacífico de Sudamérica. La última vez que tuvimos un invierno relativamente frío, en 2011, también estaba La Niña presente en el Pacífico”, señala Cordero.

/gap