La monja colombiana Gloria Cecilia Narváez, secuestrada en febrero de 2017 en Malí, fue liberada este sábado, indicaron a la AFP fuentes oficiales del país africano.

En un comunicado, la Presidencia de Malí saluda “el coraje y la valentía de la hermana”, precisando que esa liberación es “la coronación de 4 años y 8 meses de esfuerzos conjugados de varios servicios de inteligencia”.

Gloria Cecilia Narváez es miembro de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, una congregación de origen suizo nacida en 1893 en Colombia y con presencia en 17 países.

Fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 cerca de la localidad de Koutiala, 400 kilómetros al este de la capital, Bamako. Entonces, trabajaba como misionera desde hacía seis años en la parroquia de Karangasso.

A lo largo de su cautiverio se dieron unas pocas pruebas de que estaba con vida, la última de ella en julio pasado cuando el hermano de la monja Édgar Narváez afirmó haber recibido una carta escrita de puño y letra por ella, fechada el 3 de febrero de 2021.

Los secuestros son corrientes en Malí, sumido en una grave crisis de seguridad, sobre todo en el centro del país, uno de los focos de violencia yihadista.