Finalmente Novak Djokovic pudo salir del hotel en que estaba retenido desde la semana pasada en Australia, esto tras el fallo favorable en el tribunal.

Sin embargo, su caso está lejos de acabar. El ministro de Inmigración de Australia, Alex Hawke, está considerando cancelar la visa de la estrella serbia.

“Después de la decisión del Tribunal de Familia y Circuito Federal de hoy sobre una base procesal, queda dentro de la discreción del ministro de Inmigración Hawke evaluar cancelar la visa del señor Djokovic de acuerdo a la sección 133C (3) de la Ley de Migración”, dijo el portavoz, en los primeros comentarios de la oficina del ministro después de que una corte anuló una cancelación de visa anterior.

“El Ministro está considerando el asunto actualmente y el proceso sigue en curso”, añadió.

En tanto, el presidente del Parlamento serbio, Ivica Dacic, aseguró que cree que las autoridades australianas se están preparando para deportar al tenista, a pesar de que un juez ordenó este lunes la liberación del número uno del tenis mundial.

“Evidentemente, las autoridades australianas optarán por deportar” a Djokovic, declaró Dacic a la emisora serbia Hepi.

“En general, ese procedimiento es vergonzoso y debe tener una reacción por nuestra parte”, exigió el presidente del Parlamento y ex ministro de Exteriores, que reconoció que Serbia tiene limitadas opciones para responder.

Dacic señaló que cada país tiene derecho discrecional a denegar a alguien la entrada en su territorio, pero denunció que nunca se había tratado de personas conocidas, como es el caso de Novak Djokovic.

Un tribunal australiano ordenó este lunes la liberación de “Nole” quien se encontraba retenido desde el jueves pasado en un hotel de la ciudad de Melbourne tras la revocación de su visado por no estar vacunado contra la covid-19.

Esta decisión permitiría, en principio, a Djokovic participar en el Abierto de Australia, que en caso de victoria se convertiría en su décimo título de ese torneo y su vigésimo primer Gran Slam, con lo que superaría al suizo Roger Federer y al español Rafael Nadal.

El Gobierno de Australia accedió hoy a revertir su decisión de cancelar el visado, aunque el abogado Christopher Tran, señaló que el ministro de Inmigración, Alex Hawke, considera la posibilidad de usar sus poderes especiales para deportar a Djokovic.

/psg