“Quiero un país libre, donde se respete la libertad de expresión, donde se respete la propiedad privada, donde se pueda ir a casa con seguridad, ir a trabajar, al colegio…. Queremos un país sin drogas; Lula liberará las drogas; nosotros respetamos la vida, no al aborto; y respeto a las religiones”, afirmó Bolsonaro en su cierre. “ese es el apís que queremos, no el de Lula”, concluyó.

Lula afirmó: “Quien defiende la democracia, soy yo; quiero gobernar el país democráticamente, como lo hice en dos oportunidades”

Bolsonaro acusó a Lula de tener dictadores como amigos

“Hablemos de su amigo Daniel Ortega, que está echando sacerdote de Nicaragua, cerrando canales de televisión”, interpeló Bolsonaro a Lula.

El izquierdista dijo sentirse orgulloso de de haber participado en el aniversario de la revolución sandinista que derrocó una dictadura de 30 años en Nicaragua. Sin mebargo, agregó: “El régimen político de Nicaragua es algo que depende de ellos. Ortega lo sabe, tú lo sabes, todo el mundo lo sabe. Si Daniel Ortega se equivoca, que el pueblo de Nicaragua lo saque. Si Maduro está cometiendo errores, que el pueblo lo saque”, dijo Lula.

Bolsonaro y Lula se acusaron de ser amigos de criminales

/gap