OSNI es el acrónimo de objeto submarino no identificado, y se refiere a avistamientos de objetos desconocido emergiendo o sumergiéndose en el agua. En innumerables ocasiones, grandes flotas de barcos y aviones se han desplegado en partes remotas del mundo para buscar, e incluso para destruir, submarinos misteriosos que aparentemente no pertenecen a ninguna nación conocida. Estos “submarinos fantasmas” han sido avistados por tripulaciones enteras de barcos y aviones, y han sido rastreados por radar y sonar. En algunos casos, el misterioso objeto submarino ha quedado “atrapado” en desembocaduras o ríos, pero siempre han logrado escapar.

Las descripciones de testigos indican que estas extrañas naves submarinas son considerablemente más grandes que cualquier submarino conocido. Sus superficies y superestructuras son perfectamente lisas, y no tienen escotillas o equipos tecnológicos visibles. Y lo que es aún más increíble, hay un gran número de avistamientos bien documentados en los que los objetos no solo han salido a la superficie, sino que se han elevado en el aire y se han alejado como si fueran dirigibles gigantes. Pero ahora el encuentro con un OSNI y un submarino nuclear estadounidense podría haber acabado en tragedia.

Incidente con un OSNI

Un submarino de propulsión nuclear chocó con un “objeto desconocido” mientras estaba sumergido en el Mar de China Meridional, según confirmaron funcionarios militares de Estados Unidos. El USS Connecticut, un submarino de ataque rápido propulsado por energía nuclear clase Seawolf, impactó con el objeto desconocido el 2 de octubre y aunque una docena de marineros resultaron heridos, no hubo que lamentar víctimas mortales, dijo la Marina de Estados Unidos en un comunicado.

submarino nuclear osni - Un submarino nuclear de EE.UU. choca con un OSNI en el mar de China

Las autoridades dijeron que la planta de propulsión nuclear del submarino no se vio afectada y permaneció en pleno funcionamiento.

“El submarino permanece en una condición segura y estable”, dice el comunicado. “Se está evaluando la extensión del daño al resto del submarino”.

Funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato, confirmaron que el incidente tuvo lugar en aguas internacionales en el Mar de China Meridional. Dijeron que aún no estaba claro qué objeto había golpeado el submarino, pero que no era otro submarino. Otro funcionario explicó que podría haber sido un barco o contenedor hundido u otro objeto desconocido. La mayoría de los marineros heridos sólo sufrieron lesiones leves, mientras que dos sufrieron heridas “moderadas”. Ahora el submarino se dirigía ahora hacia Guam para realizar una investigación.

China reacciona

Y las reacciones del tal incidente no han tardado en llegar. China ha exigido más explicaciones a Estados Unidos sobre la colisión de su submarino nuclear, criticando la falta de información como “irresponsable” y expresando serias preocupaciones sobre cualquier “fuga nuclear”.

“Estados Unidos debería aclarar más detalles del suceso, incluida la ubicación específica, la intención de su navegación, qué tipo de objeto había golpeado el submarino, si causó una fuga nuclear que contaminaría el medio ambiente marino”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, al periódico estatal South China Morning Post. “Es irresponsable y muestra una falta de transparencia por parte de Estados Unidos para retrasar y ocultar deliberadamente los detalles del accidente”.

Zhao también culpó del accidente a los despliegues navales estadounidenses en el Mar de China Meridional bajo el “estandarte de libertad de navegación (operaciones)”.

“Esta es la causa fundamental del accidente y representa una grave amenaza y un gran riesgo para la paz y la estabilidad regionales”, concluyó Lijian.

osni china - Un submarino nuclear de EE.UU. choca con un OSNI en el mar de China

Y es que este incidente no podía ocurrir en peor momento. Un artículo publicado en el periódico Global Times, financiado por el Partido Comunista Chino, decía que el pacto entre Estados Unidos y Taiwán ha provocado que estén al borde de la Tercera Guerra Mundial. Casi 150 aviones de guerra chinos han violado el espacio aéreo de Taiwán desde el pasado viernes, incluidos 56 aviones el lunes en una dramática escalada de agresión china contra la democracia autónoma. La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, prometió “hacer lo que sea necesario” para proteger a Taiwán de la invasión.

Independientemente del conflicto entre las grandes potencias, lo que está claro es que no sabemos que colisiono contra el submarino nuclear USS Connecticut, por lo que claramente se trata de un OSNI. Hasta el momento Marina de Guerra de Estados Unidos todavía guarda silencio. Pero, en algún lugar de los vastos océanos del mundo, definitivamente hay misteriosos objetos que pueden moverse más rápido y sumergirse más profundamente que cualquier embarcación conocida. Lo más seguro es que nuca sepamos la verdad.

/psg